Inicio / COCHE / ¿Cuál es la diferencia entre híbrido e híbrido enchufable?
COCHE
  • Diferencia entre híbrido e híbrido enchufable.

¿Cuál es la diferencia entre híbrido e híbrido enchufable?

26 de julio de 2021

En el mundo automovilístico, la tecnología ha avanzado a pasos agigantados, lo cual puede evidenciarse al analizar las diferentes opciones motorización que es posible encontrar hoy en los concesionarios. Sin embargo, estos avances hacen que no siempre sea sencillo identificar las características de cada una de ellas.

Por ello, analizamos cuáles son las diferencias entre un coche híbrido y un híbrido enchufable, para que puedas elegir el que mejor se ajusta a tus necesidades en caso si buscas un automóvil eco.

Al igual que el sector, las aseguradoras como Verti ya cuentan con opciones de seguros para coches híbridos y eléctricos, pensadas para cubrir las nuevas necesidades de estos vehículos.

Las diferencias entre un híbrido y un híbrido enchufable

Antes de explicar las diferencias entre un híbrido y un híbrido enchufable es importante tener clara la definición de híbrido. Al respecto hay que decir que se trata de una mezcla entre un vehículo convencional de motor de combustión y un vehículo eléctrico.

Un aspecto interesante de esta clase de vehículos es que su popularidad ha crecido debido a que se han endurecido las normativas anticontaminación. Por otro lado, se debe mencionar que no existe un solo tipo de híbrido. Los híbridos convencionales son los más comunes, pero también existen los híbridos enchufables, también conocidos como PHEV.

Ambos tipos de híbridos se caracterizan por emitir bajas emisiones directas, contar con motores eléctricos y la posibilidad de ser recargados. La diferencia entre coche híbrido e híbrido enchufable se encuentra en el funcionamiento de cada tipo de vehículo.

Funcionamiento de los híbridos convencionales

En el funcionamiento de los híbridos convencionales, el motor de combustión interna juega un papel fundamental, mientras que el motor eléctrico es solo suplementario. Por tanto, el modo eléctrico de los híbridos convencionales no les permite recorrer tantos kilómetros como el de los híbridos enchufables.

Si se conduce a una velocidad estable, tal y como ocurre en los viajes por carretera, un híbrido convencional podría quedarse sin carga en las baterías después de aproximadamente treinta kilómetros. Por tanto, solo se podría continuar conduciendo mediante el motor de combustión.

Por otra parte, la forma en que se recargan estos vehículos también es diferente, ya que solo puede hacerse al frenar el coche o al desacelerar.

Funcionamiento de un coche híbrido enchufable

Los híbridos enchufables también cuentan con una combinación entre un motor de combustión y uno eléctrico, pero se diferencian de los convencionales en que estos sí cuentan con un mayor nivel de autonomía eléctrica en comparación con los híbridos convencionales.

Debido al mayor nivel de autonomía, este tipo de coches son más adecuados para realizar viajes largos, ya que deberían ser capaces de recorrer más de setenta kilómetros de media en modo eléctrico, una distancia perfecta para recargarlos en un lugar que lo permita.

Aunque setenta kilómetros podrían no parecer demasiados, se trata de una distancia que casi logra duplicar la distancia media que es capaz de recorre un híbrido convencional.

Cabe destacar que la forma en que se recarga un híbrido enchufable también es diferente. Los híbridos enchufables tienen motores más potentes, por lo que están capacitados para ser recargados mediante un enchufe doméstico o un punto habilitado para la recarga, además de durante las frenadas o desaceleraciones.

Puntos en común entre un híbrido y un híbrido enchufable

A pesar de las diferencias anteriormente mencionadas, existen ciertos aspectos que ambos tipos de vehículos tienen en común:

  • Están diseñados para circular durante episodios de alta contaminación en las ciudades.
  • No tienen ninguna clase de emisiones directas.
  • Están cualificados para recibir bonificaciones de aparcamiento para vehículos con etiqueta 0.
  • En ambos casos se reduce el impuesto de circulación.
  • Ambos coches cuentan con sistemas de auto recarga.
  • Pueden funcionar mediante combustión.

¿Qué tipo de híbrido es más aconsejable en cada caso?

Ahora que ya sabemos los aspectos que diferencian a un híbrido y a un híbrido enchufable, es posible que te preguntes qué tipo de híbrido es más conveniente de acuerdo a tus necesidades.

Para empezar, es necesario decir que los híbridos convencionales están diseñados para aquellos usuarios que no tienen tiempo para recargar sus coches debido a que los usarán constantemente y a los que su hogar no les permite instalar un cargador doméstico.

Uno de los ejemplos más claros de esto son los taxis, ya que se trata de vehículos que necesitan circular con frecuencia, por lo que no pueden detenerse durante un par de horas para recargar el motor eléctrico.

Por tanto, si eres este tipo de usuario, está claro que invertir en un híbrido convencional es tu mejor opción. Por el contrario, si buscas un medio de transporte que sea respetuoso con el medio ambiente, pero aún no estás preparado para dar el salto hacia un coche eléctrico, tu mejor opción puede ser un híbrido con enchufable.

En conclusión, este tipo de coches son muy similares a los coches eléctricos, pero no abandonan las ventajas de los coches convencionales debido a su motor híbrido. Por tanto, son una gran opción si quieres disfrutar de las ventajas de ambas tecnologías.

¿Aún tienes dudas? Descubre todas las ventajas e inconvenientes de los coches híbridos y descubre si sale rentable comprar uno.

Calcula Tu Seguro de Coche