//¿Dónde se paga el Impuesto de Circulación?
COCHE
  • Dónde se paga el impuesto de circulación.

¿Dónde se paga el Impuesto de Circulación?

28 de enero de 2020

El Impuesto de Circulación es una tasa que hay que pagar cada año por el vehículo que posees, pero hay mucha gente que no se preocupa por algunos puntos importantes de este impuesto y que es esencial conocer. Resuelve las dudas sobre dónde se paga el Impuesto de Circulación y cuál es su periodicidad.

El Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) entró en vigor en 1990 sustituyendo al anterior Impuesto de Circulación de Vehículos. Aunque IVTM es el nombre correcto, a día de hoy, la mayoría de las personas siguen haciendo referencia a su anterior nombre.

Preguntas frecuentes sobre el Impuesto de Circulación 

Uno de la preguntas que más preocupa a los conductores es cuándo hay que pagar este impuesto, pues bien, para empezar esta tasa debe pagarla el propietario del vehículo, es decir, el titular, ya sea una persona física o jurídica. Si estás en ese punto, es importante que sepas cuál es la documentación para cambiar un vehículo de nombre.

El pago del impuesto debe hacerse una vez al año, y depende de las fechas que establecen los ayuntamientos, aunque por lo general, hay que abonarlo entre junio y abril. 

Como curiosidad, debemos saber que quedan exentos aquellos vehículos destinados al transporte público, ambulancias y aquellos adaptados a personas con movilidad reducida. En cambio, las personas que el 1 de enero sean titulares de un vehículo deberán pagar este impuesto. 

Otra de las dudas que ronda a los conductores es dónde hay que abonarlo. Al tratarse de un impuesto municipal, el conductor debe pagarlo en el ayuntamiento donde esté empadronado. Existen varias posibilidades para eso, por un lado puedes domiciliar el pago, y que te lo carguen a tu cuenta bancaria una vez al año o esperar a que te llegue la carta y llevarla para abonar el impuesto al banco o al ayuntamiento. 

Es mucho más cómodo domiciliar la cuenta, porque no tendrás que hacer nada, pero si prefieres llevar el control y pagarla, con la carta que te envíen a tu domicilio puedes ir a pagarlo sin problema.

En el caso de que no pagues el impuesto, la Administración insistirá para que abones la cuantía correspondiente, y si sigues sin pagarlo, te arriesgas a que te embarguen las cuentas o los bienes.

Cómo se calcula el Impuesto de Circulación

El Impuesto de Circulación se paga donde estoy empadronado, y a cuanto asciende la cifra a pagar dependerá de muchos factores, entre los que se encuentran:

  • El municipio en el que vivas.
  • El lugar donde tributes .
  • El tipo de vehículo que tengas.
  • La potencia de tu vehículo.
  • La contaminación que genera.

El Impuesto de Circulación de Vehículos es, por tanto, una tasa municipal que deben pagar todos los conductores. En caso de no hacerlo se enfrentan a castigos graves, como la incautación del vehículo, de propiedades e incluso de cuentas bancarias.

Una vez al año hay que abonar este impuesto, y tiene validez durante un año, dependiendo del ayuntamiento las fechas pueden variar, pero por lo general los meses clave para abonar esta tasa es entre abril y junio. No se debe dejar para el último momento u olvidarse, hay que estar cada año pendiente para abonar el impuesto en las fechas establecidas.