Inicio / MOTO / Quemaduras con el tubo de escape: Medidas de protección y cuidados
MOTO
  • Quemadura con el tubo de escape de una moto.

Quemaduras con el tubo de escape: Medidas de protección y cuidados

7 de octubre de 2020

El tubo de escape es una de las zonas que se encuentra a mayor temperatura en una motocicleta, y es especialmente peligroso, ya que en marcha queda cerca de las piernas del piloto, que puede sufrir quemaduras por el tubo de escape si se llega a hacer contacto.

Este tipo de incidentes son muy habituales. Lo son hasta el punto de haberse convertido en un “rito de iniciación” para muchos motoristas, hasta coger las medidas y habituarse a evitar tocarlo. Es importante que aprendamos a tomar precauciones y no subestimar el alcance de los daños. 

“Un tubo de escape puede generar quemaduras de segundo grado.”

Aunque todos los motoristas están expuestos a este riesgo, lo cierto es que los más jóvenes corren más peligro, y todo ello a pesar de que se encuentra entre una de las advertencias y consejos para montar en moto más repetidos. Al contar con menos experiencia pueden verse expuestos a la abrasión agravando considerablemente las heridas. En especial, es importante tomar precauciones sobre los niños que viajan de paquete.

¿Cómo se producen las quemaduras de tubo de escape? 

Según una investigación desarrollada en Grecia, la mayoría de las quemaduras se producen en el momento en el que los pasajeros abandonan la moto y descienden del asiento. La lesión se da con mayor frecuencia en la pierna derecha, por encima del gemelo. 

Casi un 70% de las víctimas llega a sufrir quemaduras de segundo grado y una de cada tres requiere de cirugía.”

Quemaduras de moto: ¿Qué precauciones podemos tomar?

  • Toma conciencia y establece medidas de protección: El tubo de escape alcanza temperaturas muy elevadas en cuestión de minutos. Además, su peligro permanece durante bastante tiempo. Debes tener en cuenta que hay posibilidades de sufrir quemaduras después de haber apagado el motor, ya que este tarda un tiempo en volver a enfriarse.
  • Incrementa tu atención en presencia de niños: Éstos suelen sentirse atraídos por las motocicletas y en la mayoría de los casos ignoran el peligro que representan los tubos de escape. Si observas una proximidad imprudente entre un niño y una moto procura intermediar y restablecer los límites de distancia. Informa al niño de los peligros y asegúrate de que mantiene una distancia prudencial.
  • Opta por los pantalones largos: Cada vez que vayas a montar en una moto procura llevar pantalones largos. ¿Sabías que su uso reduce en más de un 45% los riesgos de sufrir quemaduras?
  • Si eres el propietario de la moto toma precauciones a la hora de estacionar. Para evitar posibles incidentes es recomendable que aprendas a orientar el vehículo en una situación correcta. Acostúmbrate a aparcar colocando el lado del tubo de escape contra un muro o una pared asegurándote que nadie pueda acceder al mismo ni transitar por sus proximidades. Para estar tranquilo con este y otros incidentes, cuenta con un buen seguro de moto que te proteja con las coberturas que necesitas.
  • Si vas a transportar a algún pasajero infórmale de los riesgos: Será recomendable que le informes de los peligros y le pongas en sobre aviso. Procura que tus pasajeros lleven pantalones largos, especialmente si se trata de niños o adolescentes. 

¿Qué hacer si ya te has producido una quemadura?

  • Interrumpe el contacto con el tubo de escape tan rápido como puedas. Esto parece algo obvio, pero sobre todo en el caso de los niños pequeños, a veces se hace necesaria la irrupción de un adulto para romper el contacto.
  • Aplica agua tibia de forma abundante sobre la zona afectada por lo menos durante unos diez minutos. Evita cualquier producto y utiliza solamente agua. En caso de que haya residuos de aceite o cualquier elemento que estuviese adherido al tubo de escape retíralo a medida que aplicas el agua con la mayor suavidad que te sea posible.
  • No apliques ningún tipo de pomada, producto o solución casera sobre la quemadura si no estás seguro de cuáles serán los efectos. Si desconoces sobre el tratamiento idóneo trata de dirigirte a urgencias de inmediato y que sea un profesional quien se encargue de valorar los daños y aplicar soluciones que no sean contraproducentes.
  • Acude al hospital en caso de sufrir una quemadura con un tubo de escape: En muchos casos tendemos a subestimar las consecuencias de una quemadura y esto puede ponernos en peligro. Es habitual recurrir a curas domésticas y caseras sin ser conscientes del verdadero alcance que ha tenido el accidente, lo cual no es del todo recomendable. Un buen indicio para detectar una quemadura grave es la ausencia de dolor. Si en los 20 días siguientes al accidente sientes que el área quemada está adormecida acude a un médico de forma urgente. Si por el contrario sientes dolor es una buena señal, aunque de igual modo sería recomendable recibir atención médica especializada.
  • Si te encuentras lejos de un centro de salud puedes optar por aplicar alguna crema hidratante durante los días siguientes al incidente. Además puedes servirte de algún tipo de analgésico para poder controlar el dolor.

Ten en cuenta todos estos consejos para evitar sufrir una quemadura con el tubo de escape de tu moto, que además de ser dolorosa, puede ocasionarte daños de cierta gravedad. ¡Siempre es mejor prevenir que curar!

Calcula Tu Seguro de Moto