//Homologar una moto: Todo lo que necesitas saber
MOTO
  • como homologar una moto

Homologar una moto: Todo lo que necesitas saber

9 de mayo de 2019

Homologar una moto, además de ser una acción que se realiza con bastante frecuencia, no tiene un precio cerrado y depende de varios factores. Por ello, queremos usar este post para hablar sobre ello y sobre qué debemos tener en cuenta para homologar una moto modificada.

Pasos a seguir para homologar una moto

La normativa para la homologación de motos indica que hay que ceñirse al Real Decreto 866/2010, el cual se encarga de regular la tramitación de las reformas de vehículos. De hecho, este define una reforma como cualquier modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión llevada a cabo en un vehículo después de haberlo matriculado.

Del mismo modo, también es necesario tener en cuenta las reformas establecidas en cada comunidad, así como la codificación y la documentación necesaria para la homologación. En este sentido, el citado decreto indica que el Manual de Reformas de Vehículos, elaborado por el Ministerio de Industria y Comercio, podrá ser consultado por los solicitantes de una reforma en cualquier estación de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

De hecho, lo recomendable es que las personas que vayan a realizar cambios en su vehículo, motos en este caso, con el objetivo de después homologarlo, descarguen el citado manual y revisen las especificaciones para ver si las modificaciones que están pensando se pueden realizar o no. Y, si no se puede, debes recordar que no se podrá homologar y, por tanto, no podrás circular con dicha moto.

¿Cuál es la documentación necesaria para la homologación de motos?

Lógicamente, no todas las modificaciones son iguales, porque al final cambiar un silenciador no es lo mismo que cambiar unas maletas laterales, así como llevar a cabo modificaciones en el motor, los frenos o los neumáticos. De hecho, en función de los cambios que realices, tendrás que tener una documentación u otra para poder homologar tu moto. Con todo esto, es importante que siempre tengamos los siguientes documentos:

Proyecto técnico. Hace referencia al conjunto de documentos que ha sido redactado por un técnico especializado y que define las características de un producto, obra o instalación requerido para su fin o destino. El proyecto suele tener un coste de entre 270 y 450 euros.

Certificación final de obra. Se trata del documento que acredita la conformidad por parte del técnico para la realización del proyecto.

Informe de conformidad. Se trata de un documento que indica que el vehículo modificado cumple con la reglamentación y con las reformas tipificadas en el Manual de Reformas de Vehículos, quedando conforme con las condiciones exigibles en seguridad y protección del medio ambiente.

Certificado del taller. Este documento justifica que la ejecución de una determinada modificación ha sido llevada a cabo sobre un vehículo concreto y en un taller determinado.

En definitiva, para homologar una moto es conveniente contar con todos estos documentos. Sin embargo, si el solicitante dispone de cualquier documentación adicional para verificar que las reformas realizadas se ajustan a la legalidad, también es conveniente que la lleve para evitar que pueda tener problemas en el futuro por haber realizado estas mejoras en el vehículo de su propiedad. Además de esto, si necesitas un seguro de moto, recuerda que puedes contar siempre con nosotros.

Homologar una moto: Todo lo que necesitas saber
4.3 ( 3 votos )