Inicio / HOGAR / ¿Qué hacer si la vitrocerámica no enciende?
HOGAR
  • La vitrocerámica no enciende

¿Qué hacer si la vitrocerámica no enciende?

20 de octubre de 2021

La mayoría de los hogares optan por placas de vitrocerámica como alternativa a las cocinas tradicionales de gas, ya que estas ofrecen más seguridad, comodidad y facilidad a la hora de cocinar.

La vitrocerámica es uno de los electrodomésticos más utilizados en el día a día en el hogar, por lo que las plazas deben ser duraderas y resistentes. Sin embargo, pueden fallar y dar averías de manera puntual. Conociendo una serie de pautas será más fácil diagnosticar el motivo del problema de tu vitrocerámica y darle solución.

Lo más importante es determinar a simple vista cuál es el motivo del fallo, así se puede evaluar el alcance de la avería. Para elegir la mejor solución para tu vitrocerámica averiada debes conocer el tipo que de vitro que tienes, ya que existen diferentes modelos en función de cómo generan calor para cocinar. Por ejemplo, las que producen calor por un campo magnético en el interior del fuego son las vitrocerámicas de inducción, mientras que las que generan calor mediante una resistencia son las vitrocerámicas radiantes. Básicamente se diferencian por cómo transmiten el calor a la base de los recipientes.

Para cubrir cualquier imprevisto que pueda ocurrir en tu hogar es muy recomendable tener un buen seguro de hogar como el que ofrece Verti, con las mejores coberturas según tus necesidades y tipo de vivienda.

A continuación, vamos a explicarte cuáles son los fallos más comunes que puedes tener con tu vitrocerámica y cómo darles una posible solución.

No enciende un fuego de la vitrocerámica

A lo mejor te suena. Te encuentras con todo preparado para cocinar y te percatas de que un fuego en concreto de tu vitrocerámica no funciona.

Cuando un fuego de la vitrocerámica no enciende puede deberse a un fallo localizado en el mismo fuego. Para ello, lo primero que se debe hacer es retirar la vitrocerámica seguida de la extracción del fuego afectado para así analizar las posibles causas de la avería.

Si la vitrocerámica es radiante, el principal motivo de la avería puede deberse a un fallo en la resistencia del fuego. La solución para ello será la sustitución de la resistencia averiada por una nueva. En cambio, si la vitrocerámica es de inducción, el motivo puede deberse a una avería producida en los imanes del interior del fuego, por lo que tendrás que comprobar si los imanes están creando correctamente el campo magnético para generar calor.

Una avería muy frecuente en las vitrocerámicas se produce en el termostato. Por el uso, los termostatos acaban cubriéndose por una capa de suciedad que puede provocar que el fuego no encienda y no genere calor. La solución más recomendable en este caso sería retirar toda esa capa de suciedad para que vuelva a funcionar correctamente.

La placa de inducción no enciende

La mayoría de las ocasiones en las que una placa de inducción no enciende se debe a que esta no detecta correctamente el cazo o sartén con el que vas a cocinar. Lo primero es saber si los recipientes son compatibles con la placa de inducción. Para ello podemos realizar la prueba del imán, que consiste en colocar un imán sobre la base del menaje. Si el imán se adhiere a los recipientes significa que estos son compatibles y, si no, tendremos que comprar recipientes adecuados para placas de inducción.

Puede darse el caso de que alguno de los sensores para la detección de los recipientes esté averiado y no detecte el recipiente sobre la placa. En este caso realizaremos la prueba del imán y, si la pasa, lo más probable es que haya que sustituir el sensor averiado.

Vitrocerámica táctil no enciende

A veces el panel táctil está bloqueado (aparece la imagen de una llave) o el fallo está en el circuito del panel. Si desbloqueas el panel táctil se solucionará, pero si el fallo es eléctrico habrá que sustituirlo para que la placa vuelva a funcionar con normalidad.

Vitrocerámica enciende pero no calienta

La mayoría de las veces se debe a una avería en el conmutador de la vitrocerámica, que es el encargado de conectar los circuitos eléctricos para conducir la electricidad hasta el fuego. En este caso, sustituyendo la pieza se solucionará.

No llega electricidad a la vitrocerámica

Es conveniente comprobar que no existe ninguna avería eléctrica en el hogar. De no haberla es probable que un componente del circuito eléctrico de la vitrocerámica esté averiado y pueda estar provocando que no se encienda. Si no se confirma esto último, es necesario comprobar el estado de la instalación de tu hogar.

Vitrocerámica se enciende y se apaga

Cuando el regulador del termostato está averiado puede ocurrir que la vitrocerámica se apague en el mismo momento de encenderse por motivos de seguridad. Normalmente sustituyendo el regulador volverá a funcionar con normalidad.

La vitrocerámica no enciende un fuego

Como hemos visto, hay muchos factores que pueden provocar fallos en una vitrocerámica, por ello los expertos recomiendan pasar revisiones preventivas para anticiparse a las posibles averías que puedan aparecer. También es recomendable un uso correcto para el óptimo funcionamiento de la vitrocerámica, ya que ello prolongará el periodo de vida de la misma. Ya sea por un motivo u otro, lo más idóneo para tu seguridad es contactar con el servicio técnico antes de arreglarla por ti mismo, o al menos contar con la opinión de un experto antes de hacerlo.

Calcula tu Seguro de Hogar