Inicio / HOGAR / Consejos para aislar las ventanas del frío y el ruido
HOGAR
  • Aislar ventanas del frío

Consejos para aislar las ventanas del frío y el ruido

19 de octubre de 2021

Uno de los retos más comunes para mejorar el confort y aumentar la calidad de vida de una casa es conseguir aislar de manera óptima la vivienda tanto de ruidos como de la climatología exterior. Las ventanas juegan un papel esencial en esta tarea.

Por lo general, muchas edificaciones son construidas con aislantes especiales para prever los efectos de la exposición a ruidos molestos y temperaturas extremas. Sin embargo, esto puede ser insuficiente si no se tiene en cuenta otro elemento importante, como las ventanas. Aunque estén cerradas, pueden dejar entrar frío o ruido a la vivienda, y por ello es importante que sepas cómo solucionarlo.

Es muy importante contar con un buen seguro de hogar para proteger tu vivienda frente a cualquier imprevisto, por eso, en Verti ofrecemos diferentes seguros de hogar según tus necesidades y tipo de vivienda.

Trucos para aislar las ventanas del frío y el ruido

La influencia de factores como el frío o ruido exterior en el hogar es un problema que puede alterar la calidad y el confort de una vivienda. Si tu casa sufre este tipo de problemas, es conveniente que conozcas algunos consejos o trucos para aislar las ventanas y mantener un clima y un ambiente agradable en tu hogar.

Burletes o aislantes en los bordes

Los burletes son una de las opciones más económicas y fáciles de aplicar para reducir el ruido o el frío que entra por las ventanas. Se trata de unas bandas elaboradas con materiales aislantes como caucho, silicona, goma espuma o componentes similares, y se usan para interrumpir la circulación del aire (y con ello el ruido y el frío que pasa a través de los bordes de las ventanas).

Puedes instalar burletes para aislar el marco de una ventana tanto de aluminio como del resto de materiales en los que se comercializan. Por lo general, las ventanas correderas ya cuentan con ellos desde su fabricación, pero también existe la opción de cambiarlas tras su desgaste, o bien, reforzarlos para conseguir mayor aislamiento.

Persianas y cajas de persianas

Las persianas son un aliado importante para el aislamiento térmico y acústico del hogar. Algunas personas obvian la instalación de este sistema al considerarlo como un componente puramente estético, o hasta innecesario, sobre todo si el espacio no está especialmente afectado por la luz exterior. Sin embargo, además de ser una barrera frente a los rayos solares, este elemento puede retener los efectos de las bajas temperaturas y el ruido que proviene de la calle.

Si no cuentas con este accesorio en tu hogar, puedes considerar instalarlo para aislar ventanas del frío y de la contaminación acústica del exterior. Si por el contrario ya posees este componente en tu vivienda, puedes evaluar sus condiciones y en especial las del sistema de la caja de persianas, que quizás esté permitiendo que los elementos del exterior se filtren hasta tu espacio.

Es importante que las persianas sean de gran calidad y elaboradas con materiales eficientes para un mejor aislamiento acústico, así como para mantener una temperatura cálida en el interior de la vivienda. En lo referente a la caja de persianas, se debe procurar que las mismas cuenten con aislantes en su interior. En caso contrario, puede emplearse materiales como espuma, corcho o lana de roca y colocarlos dentro del cajón con cuidado para no obstaculizar su función.

Persiana para aislar ventanas

Marcos o cercos de las ventanas

Con el paso de los años es normal que aparezcan grietas o se desgasten las juntas entre el marco de la ventana y las paredes. A través de estas pequeñas aberturas es muy fácil que ventile el aire y con este, también el frío y el ruido exterior.

Una solución efectiva, sencilla y económica para mejorar el aislamiento de las ventanas en casa es aplicar espuma de poliuretano en las separaciones, de una manera adecuada para que esta se expanda dentro de la estructura del marco e impida así el paso de aire y se filtren ruidos y la temperatura del exterior. Una vez que esté seco el material aislante, se retira lo que sobra, y se lija y pinta la superficie para obtener también un acabado estético de calidad.

Instalar ventanas nuevas de mayor calidad

Si ya has aprobado con los distintos recursos propuestos para mejorar el aislamiento de tus ventanas, lo mejor es que consideres hacer una inversión mucho más sostenible a largo plazo con la sustitución por completo de tus ventanas por unas nuevas, de mayor calidad y que solucionen los problemas de confort.

Unas de las características más importantes que debe reunir la nueva instalación es contar con cristales térmicos, elaborados con dos o tres capas de vidrio y que cuenten con una cámara de aire capaz de aislar a tu vivienda de cualquier condición climática o acústica del exterior. A su vez, es recomendable que disponga de aperturas abatibles en lugar de correderas, para cierres más herméticos; y marcos elaborados con materiales aislantes como el PVC o madera en vez de aluminio, el cual es un buen conductor de energía.

El hogar es ese espacio que por naturaleza destinas a tu tranquilidad, descanso y convivencia con tu núcleo familiar. Con la llegada de la pandemia por covid-19, seguro que has tenido que pasar mucho más tiempo en casa y adaptar actividades a este espacio que antes hacia fuera de la vivienda, como el trabajo o el estudio y hasta el propio entretenimiento. Aislar temperaturas extremas y el ruido del exterior es una necesidad cada vez mayor, pero afortunadamente puedes aplicar soluciones muy efectivas a corto, mediano y largo plazo para mejorar el aislamiento de las ventanas de casa.

Otras acciones que también puedes tener en cuenta es el uso de recursos textiles como cortinas o alfombras, que optimizan el funcionamiento del sistema de calefacción. Asimismo, puedes reorganizar la disposición de muebles en tu hogar para aprovechar las propiedades de aislamiento acústico que posee la madera.

Calcula tu Seguro de Hogar