Inicio / HOGAR / ¿Cómo ventilar una casa de manera correcta?
HOGAR
  • ¿Cómo ventilar una casa?

¿Cómo ventilar una casa de manera correcta?

28 de abril de 2021

El cuidado y la limpieza del hogar son labores fundamentales para garantizar un entorno saludable. En medio de la rutina, muchas veces es fácil pasar por alto algunas tareas importantes como la ventilación. Esto se debe principalmente a que las consecuencias de no ventilar una casa correctamente no se suelen notar visualmente, al menos a corto plazo.

Factores como desequilibrios en la humedad relativa del hogar o la excesiva presencia de agentes contaminantes en el aire no solo resultan perjudiciales para la salud de los inquilinos, sino que pueden provocar daños en la infraestructura, muebles, ropa, electrodomésticos y otros objetos del interior. La ventilación de cada uno de los espacios o habitaciones ayuda a prevenir estas consecuencias y, además, proporcionar una sensación de tranquilidad y bienestar para todos.

Igual que una casa bien ventilada es sinónimos de salud, un seguro de hogar con todo tipo de coberturas es sinónimo de seguridad para ti y tus seres queridos.

¿Cuáles son las estancias más críticas?

En muchas ocasiones no es posible contar con una buena fuente de ventilación natural que facilite y optimice el trabajo de ventilación de todas las habitaciones. Por tanto, muchas veces se desconoce cómo ventilar una habitación correctamente, especialmente si esta es ciega.

A la hora de airear la casa, una de las principales incógnitas es cómo ventilar una habitación que no tiene ventana, como puede llegar a ser un dormitorio, un cuarto de baño o un sótano, entre otros espacios. En consecuencia, es necesario hacer un esfuerzo extra para lograr una ventilación efectiva e integral de la vivienda que permita mantener un ambiente sano y agradable.

¿Cómo ventilar una habitación sin ventana?

La forma más común de ventilar el hogar consiste en dejar circular el aire que pasa a través de las ventanas o puertas durante algunos minutos al día. Sin embargo, esta medida puede resultar insuficiente cuando se cuenta con espacios cerrados.

Tanto para las estancias secas como para las húmedas, es importante la disposición de aberturas de admisión y extracción, respectivamente, condición de hecho regulada por el Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico HS sobre Salubridad (Orden FOM/588/2017, de 15 de junio).

Algunas soluciones que se pueden tener en cuenta para ambientar estos espacios cerrados son:

  • Abrir todas las fuentes de aire posibles: una rutina para tratar de hacer circular el aire en el interior de una estancia cerrada es abrir al mismo tiempo todas las ventanas que haya en el resto del hogar y mantener abierta la puerta de la habitación en cuestión. De esta manera, el espacio renovará su aire interior gracias a las corrientes.
  • Ubicar un ventilador en la habitación: un ventilador tanto de pie como de techo, puede ser un cómodo aliado para favorecer la ventilación de estos espacios sin ventana. Si es móvil, la idea es colocar el ventilador al fondo de la habitación, encenderlo durante al menos media hora y dejar la puerta abierta para que el aire fluya sin problema. La ventaja es que esta acción puede llevarse a cabo en cualquier momento del día, aunque es recomendable combinarlo con la apertura de ventanas en otras estancias.
  • Evitar tener productos que generen humedad: si un espacio no cuenta con fuentes de ventilación naturales, lo más recomendable es evitar guardar en ellos productos líquidos, como es el caso de los productos de limpieza. Además de aumentar la humedad relativa por su reducida ventilación, la combinación de químicos que pueden erosionar a través de los envases también podría generar gases nocivos para quienes entren en contacto con ellos. Por otro lado, eliminar los problemas de humedad en las paredes y bajar la humedad de casa son dos factores que ayudarán a mejorar la ventilación de una estancia cerrada.
  • Ejecutar pequeñas obras: hay alternativas algo más laboriosas para aquellas estancias que tienen poca o nula disposición de las aberturas de admisión o extracción de aire. Para esos casos y para generar sobre ellos una ventilación más efectiva, se requiere de ejecutar obras como la instalación de un extractor o la construcción de pequeñas ventanas. Estas opciones son la solución más efectiva si se quiere ventilar un sótano o un trastero. Para cuartos de baño o cocinas, por su parte, se puede instalar un sistema de ventilación mecánica controlada (VMC) que aporte aire fresco y extraiga el aire saturado.

Consideraciones adicionales

El cuidado del hogar es una labor fundamental para preservar la salud de sus inquilinos y para prevenir daños significativos en la infraestructura. Toda rutina de limpieza del hogar debe incluir al menos media hora para la ventilación integral de los espacios. Incluso durante el invierno se recomienda que se abran puertas y ventanas por al menos 10 minutos por la mañana, justo cuando la temperatura esté en su nivel más alto.

Ventilar habitación por habitación es un acto que mejora los resultados, hecho que puede combinarse con las labores de limpieza para una mayor sensación de pulcritud y bienestar. Adquirir deshumidificadores y purificadores de aire también ayudará a mejorar la limpieza del ambiente interior. Por otra parte, resulta fundamental destinar las habitaciones cerradas para guardar cosas y no para dormitorios, en caso de que se tenga la posibilidad de hacer esa elección.

Calcula el Seguro de Tu Hogar