Inicio / HOGAR / ¿Por qué sale agua sucia del grifo en casa?
HOGAR
  • Agua sucia del grifo.

¿Por qué sale agua sucia del grifo en casa?

28 de diciembre de 2020

¿Sale agua sucia del grifo de tu casa? Se trata de un problema poco frecuente, pero que puede ocurrir por una gran variedad de razones. En el funcionamiento normal, la red municipal de aguas de la zona donde vives debería entregar agua limpia, pero cuando hay problemas en las tuberías, este agua puede presentar alteraciones en su composición y tonalidad, adquiriendo generalmente un color marrón muy característico.

Las causas específicas por las cuales ocurre están relacionadas con la intervención de sustancias contaminantes en la red de aguas. Lo más probable es que sedimentos como la arena, la gravilla o el barro hayan logrado penetrar en el sistema de tuberías. Sin embargo, también es posible que se deba a la contaminación por zinc, plomo, latón, níquel, cobre o hierro.

De igual forma, aunque con mucha menos frecuencia, la causa de que salga agua sucia del grifo puede deberse a la contaminación por cemento u hormigón.

Consecuencias para la salud del agua sucia

Cuando el agua del grifo sale sucia el consumo se debe evitar siempre, ya que podría tener consecuencias negativas para la salud que se terminarían presentando en el corto y largo plazo. Esto puede ocurrir incluso cuando el agua no tiene su característico color marrón.

Entre las enfermedades que pueden originarse por el consumo de agua sucia se encuentran la endocarditis bacterial, la otitis media, la enfermedad del legionario o la fibrosis quística. Por tanto, si notas que el agua de tu grifo tiene un color inusual o presenta mal olor, debes evitar por completo su consumo y tratar de solucionar el problema lo más pronto posible.

Lo más recomendable es contar con un buen seguro de hogar que cuente con las coberturas necesarias para solucionar el problema de forma rápida y sencilla.

¿Cómo solucionar el problema que genera el agua sucia del grifo?

Ahora que ya sabemos cómo puede afectar esta anomalía, entenderás que se trata de un problema que exige una solución con urgente. Pues bien, dependiendo de cuáles sean las causas de la contaminación del agua, puedes usar alguna de las siguientes soluciones.

Arena o barro

Si el origen de la contaminación del agua del grifo es que ha entrado barro o arena en la red de aguas, la solución consiste en dejar que el agua salga durante un tiempo considerable y limpiar los filtros de la ducha y los grifos.

No obstante, es posible que incluso después de realizar este proceso algunos restos de sedimentos dentro de la red de aguas no se eliminen, especialmente si las tuberías son muy antiguas. Por tanto, al terminar es importante hacer una revisión para asegurarse de que el agua sale verdaderamente limpia.

Cal y óxido

Cuando el agua del grifo está contaminada debido a la acumulación de óxido y cal en las tuberías, estamos ante un inconveniente más grave. Por ello, la urgencia de solución en estos casos es mayor.

Antaño la solución a este problema consistía en cambiar la red de tuberías en su totalidad. Para esto se tenía que revisar si el problema ocurría sólo en las tuberías de una casa o afectaba a una comunidad entera. El problema era que cambiar un sistema de tuberías tradicional implicaba un coste muy alto, por lo que esta solución no siempre resultaba viable.

En la actualidad no es tan complejo conseguir una solución, ya que se han popularizado los sistemas Dual Pipe, con los cuales es posible reparar las tuberías sin necesidad de realizar labores de mano de obra. Por tanto, si recurres a este tipo de reparación, podrás lograr que deje de salir agua sucia del grifo de manera más sencilla.

¿Cómo saber si el agua del grifo está sucia?

Cuando el agua tiene un color marrón o verdoso no hay problema para detectar que está contaminada. Sin embargo, no en todas las ocasiones ocurre esto, ya que a veces el agua contaminada conserva su apariencia normal. Esto dependerá de cuál sea la sustancia que está ensuciando el agua.

Es importante conocer, por tanto, cuáles son los otros rasgos típicos del agua contaminada. Al respecto hay que decir que el sabor del agua es uno de los indicativos más fiables de que no es potable. Ten en cuenta que el agua puede variar ligeramente su sabor entre distintas comunidades, algo completamente normal. Sabrás que el agua está contaminada si el sabor te resulta realmente desagradable. Otro indicativo que puede servir de referencia son los cambios en la presión del agua de casa, como señal de posibles fugas o irregularidades.

El único inconveniente es que las diferencias de gusto entre las personas pueden hacer que esta no siempre sea la mejor forma de detectar si el agua está sucia o no. Por tanto, la forma definitiva de cerciorarse del estado del agua es oliéndola. El agua nunca debería tener olor. Si el agua no tiene un sabor extraño ni un color inusual, pero sí presenta algún tipo de olor, entonces se puede considerar como un indicativo claro de que se encuentra contaminada.

En conclusión, el agua es uno de los recursos más importantes en un hogar, tanto para la limpieza como para consumo propio, por lo que el estado del agua de tu casa es un aspecto esencial para cuidar de tu salud y la de tu familia. Es recomendable estar alerta y comprobar cada cierto tiempo que el agua que sale del grifo no presenta ninguna anomalía reseñable.

Calcula tu Seguro de Hogar