Inicio / HOGAR / ¿Cómo quitar goteras del tejado de casa?
HOGAR
  • Cómo eliminar una gotera del tejado.

¿Cómo quitar goteras del tejado de casa?

10 de febrero de 2021

Hay muchas razones por las que pueden aparecer goteras y humedades en las casas, y es necesario eliminarlas para evitar males mayores y garantizar la seguridad y salubridad del inmueble. Para ello, en muchas ocasiones, será necesario reparar el tejado, pero la buena noticia es que es bastante sencillo, y puedes hacerlo tú mismo.

Recuerda que contar con un buen seguro de hogar puede evitar que problemas como las goteras, humedades u otros incidentes supongan un coste imprevisto para tu bolsillo.

Averigua por qué se están produciendo goteras en tu tejado

Lo primero que tendrás que hacer, por tanto, es averiguar cuál es el problema que está causando las fugas en tu techo. Esto te permitirá conocer los medios correctos para arreglarlas. Algunos de los problemas más comunes que pueden dar lugar a goteras en el tejado son:

  • Tejas agrietadas.
  • Tejas rotas.
  • Mortero en mal estado.
  • Fisuras en los tapajuntas.
  • Daños en la membrana impermeable.
  • Acumulación de residuos en la intersección de dos pendientes del tejado.

Pasos a seguir y cómo elegir la solución según el tipo de gotera

Una vez identificada la causa por la que se están produciendo goteras y humedades en tu casa, el siguiente paso es ponerse manos a la obra para eliminarlas, con el fin de que no empeore la situación. A continuación, puedes ver cómo reparar goteras en función de la causa específica que hayas identificado.

Goteras por tejas rotas

Las tejas rotas o agrietadas son la principal razón por las que puedes encontrar goteras en tu tejado. Si la grieta en la teja es pequeña, bastará con que la selles con silicona por ambos lados; pero, si las tejas están rotas o las grietas son demasiado grandes, tendrás que sustituir las dañadas por otras nuevas. Para ello, necesitarás una o varias tejas de igual tamaño y estilo a las del resto del tejado.

Para quitar las tejas en mal estado, tendrás que usar un martillo para picar el mortero de alrededor o sacar el clavo de fijación, en función del tipo de teja que sea, y siempre teniendo cuidado con no dañar las tejas buenas de alrededor en el proceso. Aprovecha para limpiar la parte de la cumbrera que has descubierto y, a partir de aquí, cambiará el proceso en función del tipo de teja que sea:

  • En las tejas curvas, tendrás que colocar la teja nueva en la posición correspondiente (es decir, con la parte cóncava hacia arriba, y el extremo más ancho hacia el centro del tejado en las tejas de canal, y al contrario en las tejas de cobija). Asegúrate de que está a la misma altura que las de su alrededor para evitar filtraciones por las juntas, y sella estas con mortero o silicona para asegurarte.
  • En las tejas mixtas, el procedimiento es similar, pero tendrás que fijarlas al rastrel con un clavo. Para trabajar con facilidad, utiliza una pequeña cuña de madera para levantar la teja de al lado que quedará por encima de la que estás reparando. Si no tienes espacio suficiente para clavar el clavo, refuerza la fijación con un cordón de espuma de poliuretano para que quede sujeta, y evitar fugas o desplazamientos por el viento.
  • Para reparar las goteras en un techo de tejas francesas, tendrás que levantar las tejas contiguas al hueco donde quieres instalar la nueva con pequeñas cuñas de madera, así podrás encajarlas en las guías que traen las propias tejas. Si la teja antigua está, además, fijada con un clavo al rastrel, clava la nueva de la misma forma.

Goteras producidas por un mortero en mal estado o por fisuras en los tapajuntas

Si el mortero alrededor de las tejas o de la cumbrera está en mal estado, puede gotear porque el agua se cuela entre el remate y el revestimiento. La solución en este caso es renovar y volver a colocar el remate de la cumbrera con mortero nuevo. En cuanto a las fisuras de los tapajuntas, si no son muy grandes, basta con sellarlas con silicona; si todo el tapajuntas está en mal estado, habría que sustituirlo al completo.

Goteras y humedades por acumulación de suciedad

La acumulación de escombros es común en los tejados que tienen varias pendientes que convergen en una misma intersección, haciéndolos susceptibles de sufrir goteras. Para reparar las fugas debidas a la acumulación de agua por presencia de residuos que impiden el flujo de la misma, se retiran las tejas de la zona, se eliminan los escombros y, finalmente, se vuelven a instalar las tejas.

Goteras por una membrana aislante dañada

En este caso, basta con retirar la membrana dañada y sustituirla por una nueva; no obstante, lo ideal es ponerse en contacto con un profesional, ya que, con toda probabilidad, habría que sustituir el aislamiento de todo el tejado.

¿Cómo prevenir goteras en el futuro?

El mejor antídoto contra las goteras y humedades es, sin lugar a dudas, la prevención. Para evitarla en el futuro, lo que puedes hacer es:

  • Aislar el tejado (si todavía no lo está) con algún impermeabilizante acrílico.
  • Asegurarte de mantenerlo libre de residuos y suciedad, que puedan provocar acumulaciones de agua, e impedir el correcto drenaje de la lluvia.
  • Revisar el tejado antes del invierno para detectar y sellar cualquier grieta o fisura antes de la llegada de la época de lluvia o nieve.
  • Mantener una buena ventilación dentro de la casa para impedir la formación de hongos y moho a causa de la condensación.

Las goteras pueden aparecer por diversas razones, aunque la principal es el mal estado de alguno de los elementos del tejado, que provoca filtraciones hacia el interior. Otro de los supuestos, es que aparezcan humedades por culpa del vecino, en ese caso tendrá que ser él quien deba poner remedio al problema.

Ahora que ya sabes cómo reparar goteras en un techo de tejas, puedes solucionarlo tú mismo con facilidad, sustituyendo las tejas dañadas o mejorando el aislamiento. Además, tampoco debes olvidarte de tomar medidas para prevenir las goteras y humedades en el futuro.

Calcula el Seguro de Tu Hogar