Inicio / HOGAR / Tengo humedades por culpa del vecino, ¿qué debo hacer?
HOGAR
  • Humedades en casa por culpa del vecino.

Tengo humedades por culpa del vecino, ¿qué debo hacer?

6 de julio de 2020

Una de las situaciones más comunes en los bloques de pisos es tener humedades por culpa del vecino. Aunque a priori pueda parecer un problema grave y no sepamos cómo gestionarlo, la realidad es que gracias a las compañías de seguros esta situación acabará siendo una mera anécdota. Por eso, en este post te contamos qué hacer ante la presencia de humedades por culpa de tu vecino, ¡olvídate de los dolores de cabeza!

Antes de entrar en materia, lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que la humedad procede de la casa del vecino y no es una consecuencia de la avería de una bajante de la comunidad o de alguna de nuestras tuberías. Una vez localizado el origen del siniestro y habiendo confirmado que la responsabilidad es de nuestro vecino, lo recomendable es llamar a su puerta para informarle de la situación y que avise a su seguro de hogar para que se encargue de reparar la avería. 

Cuando el vecino llame a su compañía, esta mandará un perito para valorar el alcance de la humedad y anotar los daños ocasionados. Después, la aseguradora enviará a los profesionales pertinentes a reparar la humedad y se encargará de cubrir todos los desperfectos, de tal forma que tu vivienda quede exactamente igual que antes de que ocurriese el siniestro. 

Otra opción es que al localizar la humedad avisemos cuanto antes a nuestro seguro y que este se encargue directamente de contactar con la aseguradora del vecino para solucionar el problema. Pero, ¿qué ocurre cuando alguna de las partes no tiene contratado seguro de hogar? Empiezan las dificultades. 

¿Cómo arreglar una humedad cuando una de las partes no tiene seguro del hogar?

Cuando un vecino te ocasiona una humedad pueden darse diversos escenarios: que las compañías de seguros resuelvan el problema, que el causante de la humedad no tenga seguro o no quiera responsabilizarse de la avería o que seas tú el que carezca de cobertura. Veamos qué hacer en cada situación: 

Cuando es el vecino quien no tiene seguro

En caso de que el responsable de la humedad no tenga contratado un seguro de hogar, será él mismo quien deba responsabilizarse de la avería y asumir todos los gastos. Para ello, deberás avisar a tu aseguradora en el plazo de siete días desde el momento del siniestro para que haga un peritaje, anote los daños, la dimensión de la humedad y traslade al vecino los gastos del siniestro. 

No obstante, puede darse la situación de que el vecino se niegue a reparar la humedad. En este caso, tu compañía, gracias a la cobertura de defensa jurídica y reclamación de daños, se encargará de hacer los trámites necesarios para conseguir que el responsable asuma el coste.

Cuando eres tú el que no tiene seguro del hogar

Otra de las opciones que se pueden dar es que seas tú el que no cuente con un seguro de hogar. Si esto ocurre, serás tú quien deba ir a hablar con el vecino, informarle del problema y esperar que se haga cargo de ello. En caso de que no quiera asumir la responsabilidad, deberás enviarle un documento de último aviso donde se detalle el problema, se dé una solución y se aporten todas las pruebas posibles (imágenes, vídeos, inventario de daños). 

Dicho documento también deberás enviárselo a la comunidad de vecinos con el fin de demostrar que has seguido todos los pasos del procedimiento. Si aún así el vecino sigue sin querer hacerse cargo, deberás optar por la vía judicial

Tener un seguro de hogar te ahorra muchos dolores de cabeza ante situaciones como esta. Aunque el responsable se niegue a hacerse cargo, si cuentas con el respaldo de una aseguradora te evitarás todos los trámites burocráticos y económicos del proceso judicial.

Sea como fuere, ante la presencia de humedades siempre debemos tener claras ciertas cosas:

  • Nunca debemos hacer una obra o intentar reparar la avería por nuestra cuenta.
  • Debemos hacer fotos y vídeos de todos los desperfectos con el fin de documentar y demostrar el alcance de la humedad, ya que el perito puede demorarse unos días. 
  • Es aconsejable hacer un inventario de los bienes dañados y nunca tirar nada que se haya estropeado a la basura. 
  • Intentar resolver la situación de manera amistosa con el vecino y contar siempre con los seguros de hogar para facilitar todos lo trámites.

Como hemos visto, en caso de sufrir una humedad por culpa de tu vecino, que ambos contéis con un seguro de hogar facilita y agiliza las gestiones para poner solución al problema. Este tipo de incidencias es más frecuente de lo que podemos imaginar, especialmente cuando los edificios y las tuberías comienzan a tener unos años.

Calcula Tu Seguro de Hogar