Inicio / MOTO / Los elementos de seguridad activa y pasiva de una moto
MOTO
  • Seguridad activa y pasiva en una moto.

Los elementos de seguridad activa y pasiva de una moto

30 de junio de 2020

Los elementos de seguridad activa y pasiva de una moto son muy importantes a la hora de reducir el número de accidentes y su gravedad. Conocer cuáles son estos elementos de seguridad para motoristas y cómo pueden ayudarnos es especialmente interesante porque nos permiten disminuir el número de víctimas en carretera.

En este post te explicamos todo lo que debes conocer sobre los elementos de seguridad activa y pasiva de una moto.

Diferencia entre los elementos de seguridad activa y pasiva

Ambos tipos de tecnologías han sido ideados para aumentar la seguridad de los motoristas cuando circulan por carretera. La diferencia radica en que cada uno protege en distintos momentos:

  • Elementos de seguridad activa: Ideados para evitar que se produzca un accidente de manera preventiva. Están activos en todo momento y su principal función es minimizar constantemente el riesgo de accidente.
  • Elementos de seguridad pasiva: Cumplen la función de proteger en el momento en el que se produce un accidente. Actúan cuando sucede un percance y ayudan a que el motociclista sufra el menor impacto posible.

Elementos de seguridad activa en motocicletas

  • Sistema de iluminación dinámica: Permite adaptar la intensidad de los focos a la iluminación de la vía y a la inclinación de la moto, mejorando su visibilidad en el paso por curva. Este elemento de seguridad activa se incorpora sobre todo en las motos de alta gama, aunque cada vez se va expandiendo más a otros modelos de prestaciones inferiores.  
  • Sistema de Frenado Antibloqueo o ABS: Su función es actuar directamente sobre los frenos cuando detecta que una de las ruedas se ha bloqueado. De esta manera se reduce la distancia de frenado y hace posible que tengamos un mayor control de la moto. El ABS se ha convertido en un accesorio obligatorio con la nueva normativa de seguridad, ya que ha demostrado su eficacia en reducir el número de accidentes.
  • CBS: Es un sistema combinado de frenos que se activa cuando el motorista frena únicamente con una rueda. Al repartir la presión de frenado entre ambas ruedas, permite que sufran un desgaste homogéneo y que se minimice el peligro de realizar caballitos invertidos o derrapes de forma inesperada.
  • Control de frenado en curva: Tomando como referencia el ABS, se incorporan una serie de sensores que toman parámetros como la inclinación, el giro o la aceleración de la motocicleta. De esta forma se regula la presión de los frenos y se evita que no haya un parón brusco que ocasione que el motorista acabe por los suelos.
  • Control de presión de neumáticos: Se trata de una serie de sensores que alertan al piloto en caso de que haya un cambio en el valor de la presión de las ruedas. 
  • Control de estabilidad: En un principio este elemento de seguridad activa solo se encontraba en los coches, pero ahora han comenzado a implantarlo también en motocicletas. Es una especie de ordenador de a bordo que permite a la maquinaria tener en cuenta datos detallados de la situación de la moto y adaptar sus funciones a las circunstancias.
  • Control dinámico de tracción: Se activa cuando los neumáticos no consiguen adherencia para agarrar bien al asfalto. De esta manera, el control dinámico de tracción aporta más potencia a la rueda trasera para mejorar las condiciones de conducción.
  • Ajuste electrónico de la suspensión: Actúa en diversos parámetros de la suspensión para hacer más cómodo y seguro el pilotaje. Puede adaptarse a las necesidades del momento o a la sensación de conducción que requiera el motorista.

También es importante contar con un seguro de moto con las coberturas adaptadas a nuestras necesidades, para conducir con total tranquilidad y no tener más preocupaciones que la de estar atentos a la carretera y disfrutar.

Elementos de seguridad pasiva en motocicletas

Son accesorios que siempre es mejor que no tengan que entrar en funcionamiento, pero que pueden salvar vidas o reducir los daños en caso de colisión. Entre los más importantes destacamos:

  • Casco: este elemento de seguridad pasiva en motocicletas es esencial, de hecho su uso es obligatorio por ley. Su función es la de proteger el cráneo de un posible golpe. Existen muchos diseños según nuestras preferencias, pero debemos asegurarnos que siempre se encuentren homologados.
  • Guantes: cuando sufrimos una caída del tipo que sea, siempre tendemos a apoyar las manos en un primer momento para intentar parar la caída y no sufrir daños en el resto del cuerpo, por ello en un accidente de moto las manos pueden resultar heridas. Este elemento de seguridad pasiva puede evitar este tipo de daños. Además, en épocas de frío ayudan a viajar con mayor confort y evitar el efecto del viento sobre la mano.
  • Cazadora: este elemento puede evitar la abrasión de la piel contra el asfalto en caso de sufrir un accidente de moto, además de proteger nuestra espalda en caso de impacto. Su gran variedad de estilos hace que siempre haya una adaptada para cada persona.
  • Protección de rodillas: muchas personas la asocian solamente a la alta competición, pero la verdad es que nunca está de más contar con una protección extra en estas articulaciones tan importantes.

Gracias a las evoluciones tecnológicas en la seguridad, cada vez son más y más eficientes los elementos de seguridad activa y pasiva que encontramos en los modelos de calle, y que nos permiten viajar y disfrutar de conducir nuestra moto reduciendo los riesgos.

Calcula Tu Seguro de Moto