Inicio / HOGAR / Bajar los techos de casa: Qué materiales usar y cómo hacerlo
HOGAR
  • Bajar techos con pladur.

Bajar los techos de casa: Qué materiales usar y cómo hacerlo

1 de febrero de 2021

Una de las tareas que suelen realizar las empresas de reformas, tanto en viviendas como en locales u oficinas, es bajar los techos para conseguir aislar más el espacio y ahorrar dinero en aire acondicionado y calefacción. En muchos casos, la razón principal tiene que ver con una solución funcional. No en vano, bajar los techos con pladur u otros materiales puede reportar numerosas ventajas en función del inmueble.

Sin embargo, también hay casos en los que se suele bajar el techo por una cuestión estética. Esto se da principalmente en viviendas antiguas que, tradicionalmente, poseen techos demasiado altos.

Ventajas de bajar los techos en un inmueble

Si estás pensando bajar los techos de tu vivienda, el local o la oficina, te interesará conocer algunas de las ventajas que obtendrás.

Beneficios económicos

Al bajar un techo, se reduce el espacio y, en este caso, la altura de la estancia. Esto va a facilitar ahorrar energía en casa, ya que no será necesaria tanto gasto como antes para cubrir toda la climatización de la habitación, por lo que verás una reducción en las facturas.

Otra forma de contribuir a la economía doméstica es contratar un buen seguro de hogar que incluya todas las coberturas necesarias. Así podrás evitar tener que hacer frente a elevados gastos por incidencias o averías.

Aislante térmico y acústico

Está relacionado con el punto anterior. Al crear un falso techo en el inmueble se consigue un aislante térmico y acústico. De hecho, es una de las mejores maneras para conservar la temperatura deseada en el interior y evitar que accedan los ruidos del exterior.

Beneficios estéticos y funcionales

La tarea de bajar un techo está relacionada, sobre todo, con una ventaja estética y funcional. La creación de un falso techo va a permitir disponer de un nuevo espacio de almacenaje. Además, es un buen lugar para ocultar no solo el cableado de la instalación eléctrica, sino también elementos como el aire acondicionado y otras canalizaciones y conducciones.

Por otro lado, un techo más bajo hará que tengas una mayor luminosidad. Sin ir más lejos, en este espacio que queda libre se pueden instalar diferentes tipos de luces para darle un toque más personal a la estancia.

Cómo bajar los techos de casa

Antes de reducir el espacio entre el suelo y el techo de una estancia debes tener clara la razón por la que lo quieres hacer. En función de la misma, los materiales para bajar techos pueden ser unos u otros. Precisamente, no es lo mismo bajar un techo por una cuestión decorativa que hacerlo para conseguir un mayor aislamiento térmico y acústico.

Por lo general, hay tres fórmulas habituales para bajar los techos de una vivienda, un local o una oficina:

  • Bajar el techo con pladur
  • Bajar el techo con lamas machihembradas
  • Los techos técnicos registrables

Bajar techos con pladur, uno de los materiales más recomendados

Una de las principales ventajas de crear un falso techo con pladur es que se trata de una obra relativamente sencilla y en la que no será necesario emplear muchos materiales.

Lo primero será disponer de unas planchas de yeso o pladur. En el mercado actual puedes encontrarlas de diferentes tipos, que se pueden adaptar fácilmente a las necesidades de cada uno. Tan solo habrá que escoger las medidas adecuadas (por lo general son planchas con dimensiones estándar) y las características que se desean.

A continuación, hay que crear, con rastreles (listones de madera o de acero galvanizado), una estructura de soporte en la que queden fijas las planchas de pladur. Una vez fijadas, las planchas se cortan en función de la medida del falso techo que se quiera realizar y se fijan definitivamente a la estructura con tornillos. Por último, se tapan las juntas con una cinta especial y se aplica a la estructura una capa de pintura.

Hay que tener muy en cuenta que el peso de las placas de pladur suele ser elevado, por lo que es muy importante atornillar bien la estructura. Se recomienda colocar un tornillo, al menos, cada 20-25 centímetros. Por este mismo motivo también se aconseja que la estructura de rastreles se haga con perfilería metálica, ya que creará una mayor consistencia a todo el conjunto.

En definitiva, bajar los techos con pladur en un inmueble es una tarea que no resulta muy complicada. Viene muy bien en aquellos casos en los que se dispone de un techo muy alto y se quiere reducir la distancia al suelo, bien por una cuestión economica, por hacer la estancia más acogedora o por ambas.

Las ventajas que se pueden obtener son múltiples y no se quedan exclusivamente en lo meramente funcional o estético. Tu propio bolsillo puede verse beneficiado con una obra que resulta una excelente inversión.

Calcula el Seguro de Tu Hogar