Inicio / COCHE / Sueño al conducir: Peligros y consejos para evitarlo
COCHE
  • Sueño al conducir.

Sueño al conducir: Peligros y consejos para evitarlo

2 de marzo de 2021

La Dirección General de Tráfico (DGT) nos advierte de que el sueño al volante es la causa principal en el 20% de los accidentes que se producen en las carreteras españolas. La somnolencia puede hacer que se reduzca la capacidad de reacción, se tomen peores decisiones y nos distraigamos mucho más fácilmente.

Estos datos reafirman que el sueño es un factor de riesgo que afecta, y mucho, a la conducción. Dormirse es, junto con el exceso de velocidad, las distracciones, el alcohol y otras drogas, una de las principales causas de accidentes mortales que se sufren a diario en nuestro país.

Recuerda que, para viajar con tranquilidad y seguridad, debes contar un seguro de coche con las coberturas que mejor se adapten a tu estilo de vida.

Los peligros de conducir con sueño

Tener somnolencia al conducir puede hacer que tengamos un accidente muy grave, comprometiendo tanto la seguridad de los ocupantes de nuestro vehículo como la del resto de conductores.

Pero, al mismo tiempo, si se demuestra que el conductor se quedó dormido al volante y esta fue la principal causa del accidente, hay otro peligro penal al que deberá enfrentarse el infractor. En este caso, su imprudencia podría ser castigada con una pena máxima de 5 años de prisión y la retirada del carnet de conducir durante 10 años.

Causas que pueden provocar somnolencia al volante

Todos asociamos el cansancio y la falta de horas de sueño a las principales causas que producen sueño al volante. Sin embargo, hay otros factores que debes tener en cuenta.

Las circunstancias del vehículo

Diversos factores del propio vehículo pueden potenciar el sueño en la conducción. Llevar la calefacción muy alta, tener una mala ventilación o contar con un asiento poco ergonómico y en mal estado pueden provocar la fatiga y el cansancio que preceden al sueño.

La situación del conductor

Es evidente que hay una serie de factores propios del conductor que pueden incitar al sueño. Conducir solo puede ser una de las causas más relevantes. También es probable que aumente el sueño si se conduce de noche y no se está acostumbrado. Además, conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, bajo los efectos de una enfermedad o con posturas inadecuadas en el asiento también van a repercutir en el estado físico.

¿Qué hacer en caso de tener sueño al conducir?

Para evitar todo lo posible la presencia de sueño al conducir, hay que poner en práctica una serie de recomendaciones.

Dormir bien

Tener buenos hábitos de sueño antes de conducir es clave para mantenernos despiertos al volante. Dormir 7 u 8 horas debería ser suficiente para emprender un viaje por carretera con seguridad.

Evitar las horas intempestivas

Hay ciertas horas en las que el cuerpo es más propenso a dormirse. Si estás al volante, lo mejor es evitar conducir de madrugada, sobre todo a partir de las 02.00 horas. Durante el día, es preferible no conducir después de comer. En las horas de sol, se recomienda usar gafas de sol para reducir la luminosidad.

Si, a pesar de todo, debes conducir durante estas horas, un detector de fatiga puede ser un extra de seguridad para ti.

Detenerse a descansar en el trayecto

Si se trata de un viaje largo en carretera, es muy recomendable hacer descansos para no fatigarse y dormirse. Lo habitual es descansar y hacer una parada cada dos horas o 200 kilómetros. Dependiendo de como te encuentres, puede que solo sea necesario hacer una pequeña parada para estirar las piernas. Pero, si estás muy cansado, es mejor echar una cabezada para recuperarte.

Tomar una comida ligera

Si vas a conducir después de comer, no tomes alimentos pesados ni abundantes, ya que estos provocan sueño. Conviene comer algo sencillo, ligero y de fácil digestión. Además, hay que beber agua con frecuencia para mantenerse hidratado. Otra alternativa es llevar en el coche bebidas energéticas o café para el camino y así mantenerse siempre fresco y despierto al volante.

Evitar ingerir sustancias que provoquen sueño

Al igual que se deben evitar las comidas copiosas, no debes tomar sustancias que producen sueño antes de conducir. Los medicamentos, las bebidas alcohólicas y las drogas son elementos que van a alterar nuestra capacidad de concentración al volante. Además, está prohibido conducir bajo los efectos de los mismos.

Ventilar el coche

Un coche mal ventilado o con la calefacción muy alta pueden producir somnolencia al volante. Es por eso que, cada cierto tiempo, debes bajar la ventanilla para renovar el aire del interior. La temperatura del coche no debería sobrepasar los 20 grados centígrados.

Tal y como puede verse, el sueño al volante puede provocar un accidente grave en la carretera. Los peligros de conducir con fatiga o cansancio son claros y sus consecuencias, directas. Es por esto por lo que tenemos que poner en práctica algunos de los consejos anteriores para no poner en riesgo a los ocupantes de nuestro vehículo ni la del resto de vehículos que circulen por la carretera.

Calcula Tu Seguro de Coche