//¿Cómo funciona el detector de fatiga de un vehículo?
COCHE
  • como funciona detector fatiga

¿Cómo funciona el detector de fatiga de un vehículo?

27 de agosto de 2019

Cuando nos sentamos al volante tenemos que tener en cuenta muchos factores para mantener la seguridad en la carretera. Que si la vista fija, que si poner los intermitentes, que si descansar cada dos horas, etc. Es muy importante no estar cansados cuando conducimos para no sufrir riesgos innecesarios, es una de las principales causas de accidente junto con las distracciones. Para evitar el cansancio los nuevos modelos de coche están empezando a incorporar el detector de fatiga, un tipo de tecnología que parece ciencia ficción.

Pero ¿cómo funciona un detector de fatiga?

Este nuevo detector de fatiga se encarga de avisar al conductor cuando esté perdiendo facultades si está cansado, ya que a veces el cerebro puede desconectar durante unos segundos cuando se encuentra agotado. El detector se da cuenta de lo que está ocurriendo porque antes ha analizado nuestro patrón normal de conducción. Si comenzamos a realizar correcciones al volante, si cambiamos de carril sin poner los intermitentes o, por ejemplo, llevamos más de dos horas sin hacer un descanso, nos avisaría a través de una alarma.

Tipos de detectores de fatiga y su funcionamiento

Existen diferentes tipos de detectores de fatiga, y uno de ellos es el sensor en el volante. Este detector se basa en estudiar los movimientos que normalmente sueles hacer en tu conducción, analiza constantemente tu actividad. Se fija, por ejemplo, en tu tiempo de reacción o en la velocidad del vehículo, de esta forma crea un índice de fatiga personal, en el que si se supera se puede considerar peligroso. El detector avisa que se ha llegado a dicho índice a través de una alarma que puede ser sonora, visual, táctil o una combinación de todas.

Pero también existe otro dispositivo para el coche, el de cámaras de reconocimiento facial. Es una pequeña cámara junto con un sistema de reconocimiento facial, que se coloca sobre el volante que fijándola en nuestra cara de tal forma que observa los ojos del conductor para saber si parpadea más de lo normal, si está mirando al frente o desvía la mirada. También es capaz de reconocer expresiones faciales que indiquen cansancio o fatiga como los bostezos. Incluso puede captar si estás nervioso o cabreado. Si el sistema detectase alguno de estos síntomas se activaría una alarma que puede ser desde luces parpadeantes a un mensaje en el cuadro de mandos.

El cansancio y la fatiga a la hora de conducir no es algo que debamos tomarnos a la ligera, es una de las causas principales de accidentes. La principal ventaja de este detector es que nos avisa de cuando debemos de parar, no solo cuando hayan pasado las dos horas recomendables, ya que podemos estar fatigados a la media hora. Pero no debemos de olvidar que es un mero indicador, un complemento, por lo que aunque el sistema no te indique que has de parar pero te encuentras cansado debes descansar igualmente.

Descansa correctamente y evita accidentes

Ya sabemos cómo funciona el detector de fatiga, ahora solo queda esperar a que cada vez sea más habitual verlo instalado en los coches. Pero lo más importante, tenemos que saber cuando parar y ser conscientes del peligro que es para ti, los tuyos y los demás conductores conducir cansado.

Si quieres ampliar tus garantías en carretera deberías echar un vistazo a los seguros de coche de Verti, con las mejores coberturas para que el seguro sea la última preocupación al conducir tu vehículo. ¡Ahorra con nosotros!

¿Cómo funciona el detector de fatiga de un vehículo?
5 ( 1 voto )