//El asistente de aparcamiento: Todas las claves
COCHE
  • claves del asistente de aparcamiento

El asistente de aparcamiento: Todas las claves

14 de mayo de 2019

El asistente de aparcamiento o park assist es una de las innovaciones que más ha gustado entre los conductores. De hecho, este asistente de aparcamiento ha llegado como agua de mayo para muchas personas, que tienen un verdadero problema a la hora de aparcar. Así, los últimos modelos ya vienen incorporando este sistema para que la labor de aparcar sea más sencilla y cómoda para ti.

¿Cómo usar los sensores de aparcamiento?

Es cierto que para aparcar es necesario tener en cuenta unos ciertos parámetros, entre los que entran el cariño hacia tu coche, la gentileza con los demás y la experiencia con la que contamos para llevar a cabo esta maniobra. Sin embargo, todavía son muchas las personas  que tienen dificultades, de ahí que vean en el asistente de aparcamiento una perfecta solución.

De hecho, la función de este elemento no es otra que facilitar la maniobra de aparcamiento, pues no otorga un estacionamiento automático y autónomo, pero sí te ayuda con las directrices y los parámetros antes citados, debiendo tú manejar los pedales y las marchas conforme vayas a aparcar. Lo que sí te proporciona es un mayor control de la precisión, pues obtienes una vista periférica del coche, por lo que son más ojos con los que contar a la hora de aparcar.

Ahora bien, ¿cómo se obtiene esa visión del coche? Se logra con unos sensores que disponen una parte importante del sistema tecnológico, tanto en la parte frontal como en la trasera, quedando los coches equipados con el sistema de sensores de proximidad, los cuales indican que nos estamos acercando demasiado a un obstáculo. Igualmente, estos sensores buscan el espacio idóneo y darnos las indicaciones necesarias para poder aparcar, sabiendo el tamaño de nuestro coche y que cabría en un hueco determinado, algo que para nosotros mismos es complicado de calcular en algunas ocasiones.

De esta manera, cuando accionamos el botón del park assist, el coche se encarga de examinar los lugares más próximos por los que circulamos, con una distancia máxima de 1,5 metros y una velocidad de unos 30 km/h. De esta manera, cuando el asistente de aparcamiento detecte que hay un hueco que es válido para nosotros, nos avisará y tendremos que colocar el coche en la posición indicada por la pantalla.

Después solo tendremos que acelerar, frenar, poner la primera marcha o la marcha atrás y aparcar el coche. El sistema controla la dirección y, gracias a los sensores, irá colocando el vehículo en la plaza encontrada, tanto en batería como en línea.

¿Es útil el asistente de aparcamiento o park assist?

Finalmente, a la cuestión de si es útil este sistema de aparcamiento, la respuesta es clara, pues toda ayuda es poca. En Verti Seguros sabemos que, aunque seamos expertos conductores, nunca viene de más para evitarnos un quebradero de cabeza innecesario, especialmente en pequeños espacios donde no tenemos todas las garantías de poder aparcar en dicho espacio.

En definitiva, el asistente de aparcamiento no ha hecho más que unirse a las mejoras de los coches y seguir contribuyendo con las ayudas en la conducción.

El asistente de aparcamiento: Todas las claves
4.3 ( 3 votos )