Inicio / COCHE / El Ford Kuga PHEV ST-LINE X a prueba
COCHE
  • Prueba del Ford Kuga PHEV.

El Ford Kuga PHEV ST-LINE X a prueba

5 de octubre de 2020

La americana Ford, se suma a la proliferación de las versiones híbridas enchufables del mercado, consecuencia de las normativas ecológicas y las necesidades anticontaminación de las grandes ciudades, y lo hace con el Kuga que es el SUV de tamaño medio de su gama.

Consigue así para este coche la identificación “0” de la DGT, que le permite acceso a zonas delimitadas del centro de las ciudades, uso autorizado de los carriles bus-VAO, aparcamiento gratuito en zonas reguladas, etc. Por sus características, lo adecuado es contar con un seguro para coches híbridos, con coberturas adaptadas.

Ford pretende que dentro de las múltiples versiones que ofrece del Kuga, las que cuentan con el sistema híbrido enchufable sean las más demandadas, para lo que ha reforzado claramente el posicionamiento de precios de estas versiones haciéndolas más asequibles, con un equipamiento muy considerable y que muy pocos coches de su segmento pueden ofrecer.

Un SUV medio muy bien dotado y con el tamaño adecuado para una familia

El Ford Kuga es muy brillante en cuanto a dimensiones comparativas con el resto de su competencia, y especialmente en cuanto a longitud, cota en la que se encuentra entre los líderes de su segmento, y en la práctica se puede viajar en el asiento trasero con las piernas cruzadas y con espacio más que sobrado.

Prueba Ford Kuga PHEV.

Fuente: Revista Motor Mundial

Sin embargo el Kuga PHEV no puede montar la tercera fila de asientos para sus correspondientes 7 plazas (cosa normal en todos los PHEV), pero si pone a disposición el despliegue de sus butacas traseras (2/3 – 1/3), que se pueden mover hasta 14 cm para adecuar el espacio a cada necesidad conjuntamente con el maletero, e incluso reclinar hasta en 6 ángulos distintos.

El maletero cubica 581 litros, con el piso completamente liso para facilitar la carga, pudiendo ampliarse muy notablemente con los respaldos de los asientos traseros plegados.

Prueba Ford Kuga PHEV.

Fuente: Revista Motor Mundial

Con un habitáculo de diseño sobrio al más puro estilo Ford, destaca la pantalla central de 8” (SYNC3) con añadidos de atajos físicos cómodos para no perder la vista al frente, al igual que la pantalla tras el volante de 12,3”. Como opción, también puede montar un interesante “Head-Up Display”.

Prueba Ford Kuga PHEV.

Fuente: Revista Motor Mundial

Propulsión, gestión de la energía y modos de conducción

La propulsión del Kuga PHEV se consigue con la combinación del motor gasolina 2.5 DURATEC ya conocido de Ford y un motor eléctrico de 97 kW, que constituyen una importante potencia combinada de 225 CV y un empuje especialmente llamativo. Llama la atención lo impetuoso que es el motor eléctrico circulando solo con él en tracción.

El motor de gasolina está unido a una caja de cambios automática de tipo CVT con una sola relación que no llega a generar molestias de sonoridad, al ser prácticamente imperceptibles los pequeños saltos de ajuste.

Prueba Ford Kuga PHEV.

Fuente: Revista Motor Mundial

El motor eléctrico se alimenta de una batería de 14,4 kWh de capacidad que se recarga a través de las deceleraciones y frenadas, además de la consiguiente recarga en red cuando sea necesario.

En la posición donde los Kuga de explosión llevan la palanca de cambios, en la versión PHEV se ha ubicado un pequeño mando giratorio para la selección de diversos modos de retención de energía cuando no se está acelerando. Por encima de 70 km/h en posición “D” llega a recargar hasta 11 kW, y en posición “L” hasta 33 kW que terminan en la batería permitiendo un uso alargado de la misma.

Por otro lado, en el modo “EV Charge” en momento de necesidad, puede utilizar el motor de combustión para recargar la batería en momentos en lo que lo necesitemos y la hayamos agotado.

Prueba Ford Kuga PHEV.

Fuente: Revista Motor Mundial

Aparte de este modo de conducción, el Kuga PHEV aporta otros 3 más (seleccionables en pulsadores tras el mando rotativo) que son “EV Later”, para retener la energía eléctrica generada sin uso, y “EV Now”, para un uso de la energía eléctrica normalizado sin restricciones y combinado de las energías. Finalmente, el modo “EV Auto” permite que sea el propio sistema el que seleccione el/los propulsores a utilizar en función de si tenemos energía eléctrica suficiente y combinando, en su caso, con la propulsión de gasolina.

A efectos de carga de batería, en la prueba realizada hemos podido comprobar que conectando a un cargador de 2,1 kW, en 6 horas estaba la batería de 14,4 kW completamente cargada, aunque dependiendo de la capacidad del medio de recarga estos tiempos disminuirán e incluso podrían aumentar en el caso de un enchufe convencional. El Kuga PHEV trae ya de serie los cables necesarios para cualquier tipo de recarga de las actualmente existentes.

Con la batería completa se pueden alcanzar 62 kilómetros de autonomía en modo 100% eléctrico.

El consumo de gasolina medio es bastante resumido y en la prueba realizada alcanzamos la cota media en recorridos combinados de 6,1 l/100km, que se trata de una cota realmente buena, debido a que la propulsión está diseñada para que automáticamente todos los arranques se realicen en eléctrico para posteriormente permitir que el motor de explosión sea el de prioritaria utilización.

Prueba Ford Kuga PHEV.

Fuente: Revista Motor Mundial

Sus 225 CV permiten una conducción muy resolutiva y directa, a pesar de que el peso del Kuga PHEV es de 1.844 kg en orden de marcha, pudiendo mejorar según los gustos y las sensaciones del momento mediante el uso de los modos “Eco”, “Normal” o “Sport”, y adaptando con posibilidades de automatización también para superficies poco adherentes o para superficies sueltas (arena, nieve,..), actuando sobre la tracción delantera del modelo para su optimización en cada momento.

Muy dotado en equipamiento y precios accesibles

El Ford Kuga PHEV se presenta en tres niveles de equipamiento que van creciendo hasta llegar a una posición de contenidos realmente envidiable.

Prueba Ford Kuga PHEV.

Fuente: Revista Motor Mundial

El primer Nivel, denominado “Titanium” (37.800€), aporta ya un elevadísimo nivel de equipo de serie, que se ve aún mejorado en el segundo nivel “ST- Line” (39.400€), y que, en la versión que hemos probado “ST-Line X” (41.400€), se mejora aún más con contenidos como:

  • Apoyabrazos trasero con portavasos
  • Control de luces automático (larga/corta).
  • Cristales privacidad
  • Detector de fatiga
  • Faros Full LED
  • SYNC + Pantalla táctil de 8″ + navegador + cuadro de mandos 12.3″ + DAB + 10 altavoces sonido B&O
  • Tapizado estilo cuero parcial, etc.
Prueba Ford Kuga PHEV.

Fuente: Revista Motor Mundial

En resumen, los precios del Ford Kuga PHEV según acabados son como sigue:

VersiónPVP (€)*
2.5 Duratec PHEV 225 CV Titanium Aut.37.800
2.5 Duratec PHEV 225 CV ST-LINE Aut.39.400
2.5 Duratec PHEV 225 CV ST-LINE X Aut.41.400

* Estos precios se reducen descontado la campaña de promoción de la marca (3.240 euros) y el descuento por financiación (entre 1.000 y 1.200 euros, en función de la unidad elegida).

 

Prueba Ford Kuga PHEV.

Fuente: Revista Motor Mundial

En definitiva, el nuevo Ford Kuga PHEV es un SUV medio que garantiza una eficiencia energética considerable, con un espacio y habitabilidad muy logrados y a precios bastante asequibles en relación a sus competidores. Una muestra de que decantarse por un coche híbrido es cada vez más rentable.

Calcula tu Seguro de Coche Híbrido