Inicio / COCHE / ¿Cómo serán las gasolineras del futuro?
COCHE
  • Las gasolineras del futuro.

¿Cómo serán las gasolineras del futuro?

21 de diciembre de 2020

Las nuevas tecnologías y los cambios que se están produciendo en los últimos años en el sector del automóvil, llevarán aparejadas diversas modificaciones en las gasolineras. Las que conocemos hoy en día, poco o nada tendrán que ver con las gasolineras del futuro. No obstante, aún tendremos que esperar unos años para ver implementados todos estos cambios.

Los vehículos autónomos y los coches eléctricos serán algunas de las razones por las que las necesidades de las gasolineras serán diferentes a las de ahora. Es muy probable que desaparezcan tanto la manera a la que estamos acostumbrados de echar el carburante, como los tipos de combustible y hasta los tradicionales métodos de pago.

Las nuevas formas de movilidad, ya se han reflejado en la aparición de seguros para coches híbridos y eléctricos, o la instalación de puntos de recarga o electrolineras en las principales ciudades y carreteras.

Las principales novedades e innovaciones de las gasolineras en el futuro

Las estaciones de servicio del futuro están obligadas a modificar, en buena medida, su oferta de servicios. No en vano, tendrán que adaptarse a las nuevas necesidades de los consumidores y sumarse al proceso de digitalización, que ya viene experimentando el sector en los últimos años. De hecho, los operadores que se anticipen a todos estos cambios tendrán una importante ventaja con respecto a la competencia.

No obstante, aún es pronto para dejar constancia de cuáles serán los cambios específicos que sufrirán las gasolineras del futuro. Sin embargo, algunos de ellos parecen claros y, en cierto sentido, ya comienzan a llevarse a efecto en algunos puntos.

Nuevas tecnologías de repostaje

Un estudio elaborado por la consultora Oliver Wyman, sostiene que para el año 2035 las gasolineras contarán con un sistema capaz de reconocer el tipo de energía y/o combustible que necesita cada vehículo para repostar, bien sea gasolina, diésel, gas o electricidad. Hay que tener en cuenta que, para esa fecha, es muy probable que el uso genérico de la gasolina y el diésel haya desaparecido, para dar paso a tipos de combustibles menos agresivos y más respetuosos con el medio ambiente.

Asimismo, los surtidores dispondrán de brazos robóticos para que la conexión entre el automóvil y el tipo de suministro que se necesite sea más directo, rápido y sencillo. De esta manera, se podrá repostar sin que el conductor tenga que intervenir en el proceso.

Ya hay fabricantes que están implementando en sus vehículos sistemas de conectividad, con el fin de recomendar a los conductores dónde repostar y cómo efectuar el pago directamente.

Cambios en los tipos de combustible

Los nuevos tipos de combustible o energía están entre los cambios más significativos que se producirán en las gasolineras del futuro. Los surtidores de diésel o gasolina dejarán de ser protagonistas. Las nuevas estaciones de servicio darán prioridad a las conexiones de carga para los vehículos eléctricos.
Además, es muy probable que haya surtidores para suministrar energía a aquellos vehículos que empleen gas natural comprimido y licuado para su funcionamiento.

Nuevos sistemas de pago

Si bien es cierto que los sistemas de pago tecnológicos ya se están implantando desde hace unos años, el futuro de las gasolineras está indisolublemente asociado a ellos. Para una mayor comodidad de los clientes, los pagos se realizarán a través de una aplicación con el teléfono móvil, para que el conductor no tenga que abandonar en ningún momento el vehículo.

Otros servicios de las gasolineras del futuro

Por último, hay diversas opiniones que aseguran que las gasolineras del futuro tendrán muchos más usos que los del simple repostaje de vehículos. Además de su funcionalidad actual como estaciones de servicio, también servirán como espacios para que los usuarios puedan recoger paquetes y/o pedidos realizados por internet.

El futuro de las gasolineras pasa por acondicionarlas como grandes centros logísticos de compras online. Además, se estudia la posibilidad de implantar servicios de combustible por encargo. En ellos, el cliente podrá solicitar que su pedido le sea enviado al aparcamiento de su oficina para no tener que desplazarse así a la gasolinera.

Cambios de horarios y hábitos en los usuarios

Otro de los aspectos que marcará el futuro de las gasolineras será el de la hora de repostaje. Los estudios que se llevan a cabo en la actualidad, aseguran que las horas punta de actividad en las nuevas estaciones de servicio serán la noche y la madrugada. No en vano, será la mejor hora para que los vehículos autónomos y eléctricos reposten o recarguen.

Este cambio de hábitos también puede producirse con el nuevo uso que se le dé a las gasolineras. Como hemos mencionado anteriormente, es probable que los usuarios ya no tengan que acudir a la estación de servicio para repostar, ya que podrán hacer uso del servicio de combustible por encargo.

En definitiva, las gasolineras del futuro deberán adaptarse y responder a las necesidades de los nuevos vehículos eléctricos, híbridos y autónomos. Para ello, tendrán que someterse a un proceso de digitalización, en el que el uso de las nuevas tecnologías sea protagonista. Un proceso en el que las propias gasolineras puedan comunicarse directamente con los conductores, e incluso con el automóvil.

Calcula tu Seguro de Coche