Inicio / MOTO / Ventajas y desventajas de la moto eléctrica
MOTO
  • Las ventajas de las motos eléctricas.

Ventajas y desventajas de la moto eléctrica

22 de diciembre de 2020

Seguramente te habrás dado cuenta de que cada día se suman más adeptos al total de usuarios de vehículos eléctricos. Quizá su entrada en las calles está siendo muy escalonada, pero imparable. Un buen ejemplo de ello, es que cada vez hay más usuarios que se están beneficiando de las innumerables ventajas de las motos eléctricas, principalmente por el ahorro en combustible, que anima a más y más gente a moverse en este tipo de vehículos.

A día de hoy, si te estás planteando seriamente adquirir una moto eléctrica, tampoco puedes olvidar algunos puntos que parten en desventaja. De cualquier forma, y para arrojar un poco de luz sobre el tema; analizamos ambas posiciones: los pros y los contras de las motos eléctricas.

Ventajas de las motos eléctricas

  • Combustible más barato: Aunque estos modelos de motos resultan algo caros respecto a los de combustión, una vez comprada, el coste del combustible es casi 20 veces más barato. Es decir, que los 100kms que puedes recorrer con 5€ en una moto tradicional, podrás hacerlos con un gasto de 30 céntimos en la versión eléctrica. Por lo tanto, es un vehículo con el que rápidamente amortizas la inversión.
  • Sencillez de mantenimiento: Asimismo, ningún vehículo a base de electricidad tiene componentes mecánicos; ni tampoco piezas como filtros a los que se haya de cambiar el aceite periódicamente. Por ese motivo, la motocicleta eléctrica es tan fácil de mantener. No necesita mucho. Además, y gracias a la sencillez de su motor, no requiere un gran mantenimiento. ¡Eso sí! Te recomendamos que no la dejes abandonada, pues sí necesita unos mínimos cuidados que deberías realizar anualmente.
  • Más ecológica: Lo más importante de un vehículo de estas características es que no emite gases contaminantes a la atmósfera. Por lo que, si eres una persona con cierta conciencia ecológica, te resultará todo un alivio. Pero esto supone cierta tranquilidad no solo si estás concienciado, pues al final con una moto eléctrica, te será más factible cumplir las cada vez más cambiantes normativas de emisión de gases (que se decretan a un ritmo a veces complejo de seguir por los vehículos convencionales). Así, al menos por ese lado, tienes una preocupación menos y quieras o no, vas más tranquilo.
  • Más silenciosa: A todo lo anterior, cabe añadir la ausencia de contaminación acústica. Tal es el caso que un vehículo eléctrico emite poco o ningún ruido, ni parado ni en funcionamiento. Tal vez así ayudes también a bajar tus propios niveles de estrés durante la conducción, al mismo tiempo que evitas contribuir al molesto ruido externo en las calles.
  • Recargable en todo tipo de enchufes: En este sentido, la falta de infraestructura eléctrica en el tejido urbano, es uno de los frenos para el uso de la moto eléctrica. Sin embargo, este es un escollo fácil de superar, pues puedes cargar tu moto en cualquier enchufe. Esto significa que no es necesario ningún enchufe especial. Además muchas motos disponen de batería extraíble que puedes cargar incluso en casa.

Desventajas de las motos eléctricas

Respecto a los contras para la adquisición de una moto eléctrica, existen algunas facetas en las que necesita mayor desarrollo y que contribuyen a que los usuarios aún tengan dudas de cambiarse a la nueva movilidad:

  • Son más caras: En proporción con las convencionales, las eléctricas son mucho más caras, pudiendo variar según el tipo de moto, desde los 2.000€ que puede costar una scooter básica, hasta los 10.000€ de una deportiva.
  • Tienen menos autonomía: Es decir, estas motos tienen menos alcance en distancias con el motor cargado que las convencionales.
  • Tienen menos cilindrada: Aunque este tema se está superando, si es cierto que el motor de una eléctrica todavía no alcanza las cilindradas de los motores de siempre.
  • Dificultad de carga: lo cierto es que encontrar un punto de recarga no es igual de fácil que dar con una gasolinera. Así que este es un escollo nada fácil de superar por el mundo del motor eléctrico (aunque los gobiernos están poniendo medidas para que, en todas las gasolineras haya puntos de recarga).

A pesar de estos puntos, son muchas más las ventajas que animan a comprar una moto eléctrica para moverse por la ciudad. Pues merece la pena, tanto por el ahorro en coste del combustible, como por su facilidad de mantenimiento.

Además está la conciencia ecológica, cuestión hoy esencial. Sin embargo, que te animes a probarla o no, dependerá del tipo de uso que quieras darle al vehículo. Ten en cuenta este aspecto también en el momento de contratar tu seguro de moto, para elegir las coberturas que necesitas.

Mientras hay usuarios a los que les puede venir bien los modelos eléctricos (pues se mueven a un ritmo regular por la ciudad) hay otros que disfrutan con la velocidad y aceleración que puede alcanzar una moto de gasolina. Si eres de estos últimos, debes valorar entonces, si las ventajas ecológicas y el ahorro por kilómetro merecen más la pena que ese punto extra de sensaciones.

Calcula el Seguro de Tu Moto