Inicio / COCHE / La electricidad estática en el coche: ¿qué es y cómo evitarla?
COCHE
  • Electricidad estática en el coche.

La electricidad estática en el coche: ¿qué es y cómo evitarla?

20 de julio de 2020

¿A quién no le ha dado nunca un pequeño calambre cuando se ha subido o se ha bajado de un vehículo? Este hecho se produce por la existencia de la electricidad estática en el coche. En las siguientes líneas desgranamos en qué consiste este fenómeno y qué hábitos se pueden llevar a cabo para evitar que se produzca.

¿Qué es la electricidad estática en un coche?

Se trata de una carga eléctrica que carece de movimiento y que es acumulada por un objeto cuando entra en contacto con otro. En ese momento, los electrones (partículas de carga negativa) presentes en la estructura de un material se transfieren a la de otro.

Centrándonos en el caso de los vehículos, la electricidad estática se produce a consecuencia de una fricción en la que participan la carrocería, el aire desprendido, la tapicería y las prendas de ropa que llevemos en ese momento.

El proceso que desencadena todo, ocurre de la siguiente manera: la carrocería se sirve tanto del aire que corre alrededor del coche como de la tapicería para contactar con los tejidos de la ropa de las personas que se encuentren dentro del vehículo. Como consecuencia, el automóvil y los pasajeros almacenan carga eléctrica positiva, mientras que la superficie sobre la que circula el coche hace lo propio pero con forma negativa.

Dependiendo de si la suela del calzado que lleven los ocupantes es de goma o no, su cuerpo puede ser un medio conductor de la electricidad en el momento de abandonar el vehículo y tocar la carrocería, ya sea para cerrar la puerta o simplemente apoyarse. Por ello, la carga pasa del coche al suelo. En el caso de que la suela de la zapatilla sea de goma, el viajero puede sufrir un calambre si contacta con cualquier elemento conductor unido al suelo y, además, si posteriormente vuelve a tocar el automóvil, ya que este seguirá cargado tras el desplazamiento.

Una situación en la que hay que tener especial cuidado con la electricidad estática del coche, es en el momento de realizar un repostaje en una gasolinera. La carga eléctrica generada por el conductor, puede producirle una descarga si lo primero que hace al salir del vehículo es tocar el metal de la manguera con la que va a llenar el depósito. Este hecho puede desembocar, en el peor de los casos, en quemaduras sufridas por los vapores del combustible.

¿Cómo se puede evitar la electricidad estática del coche?

Cuando viajamos en coche, suele ser habitual tener en cuenta algunas recomendaciones importantes, como realizar una pequeña revisión general antes de ponernos en marcha, utilizar los elementos de seguridad como el cinturón o tener en regla tanto la ITV como el seguro de coche. Pero solemos despreocuparnos de otros peligros menos conocidos, como el de la electricidad estática en el coche, que podemos evitar de forma muy sencilla:

  • Usar la rodilla (si se lleva un pantalón suficientemente largo para cubrirla) para cerrar la puerta del coche sin necesidad de tocar la manija.
  • Evitar ponerse prendas fabricadas de materiales propensos a generar cargas eléctricas, como pueden ser las fibras sintéticas.
  • Bajarse del vehículo tocando la parte metálica de la puerta sin soltarla o haciendo lo propio con el techo antes de salir.
  • Emplear suavizante de lavadora y agua para esparcirlos sobre los asientos, ya que este elemento de limpieza además de proporcionar un aroma agradable, sirve para frenar la electricidad estática.

Una vez que conocemos los supuestos y las consecuencias de la electricidad estática en un coche, más vale prevenir que curar prestando atención y teniendo en cuenta estos consejos, para que no sea un problema cuando vayamos a algún sitio con el coche. No olvidemos tomar ciertas precauciones que nos ayuden a viajar seguros y evitar riesgos innecesarios.

Calcula tu Seguro de Coche