Inicio / MOTO / ¿Cómo cuidar una moto? Consejos y trucos
MOTO
  • Cómo cuidar una moto.

¿Cómo cuidar una moto? Consejos y trucos

5 de abril de 2021

Si tienes una moto, es importante que conozcas toda la información relacionada con su cuidado ya que, de lo contrario, podrías cometer errores que acorten su vida útil sin que te des cuenta.

Esto es especialmente importante si tienes una moto nueva, ya que puede llegar a ser muy doloroso ver cómo una inversión importante de dinero importante se estropea debido a unos cuidados inadecuados. Si vives en una zona con climatología ‘extrema’ (altas/bajas temperaturas o muchas lluvias), es vital que aprendas cómo cuidar tu moto, puesto que en estos sitios es necesario aplicar ciertos cuidados especiales.

Tener un seguro de moto con todas las coberturas que necesites es esencial para mantener tu moto en buen estado y alargar su vida útil.

Cómo cuidar una moto en interiores y exteriores

Estas recomendaciones no están directamente relacionadas con el mantenimiento de tu moto, sino que se trata de algunos trucos que pueden ayudarte a conservarla en interiores o exteriores, sobre todo cuando el clima puede ponerle las cosas difíciles a tu moto.

Utiliza una funda para motos

No importa si guardas tu moto al aire libre o dentro de un garaje: utilizar una funda para moto siempre es buena idea. Se recomienda que utilices fundas transpirables, ya que tienen mayor capacidad térmica, se secan más rápido y son menos pesadas. Ten en cuenta que, mientras más tiempo mantengas tu moto estática, más importante será que utilices una funda para cuidarla.

Usa productos para controlar la humedad

La protección que puede ofrecer una funda es limitada, especialmente cuando la moto permanece estática en el exterior. Un buen truco para mejorar la eficacia es rociarla con un spray repelente de agua antes de colocarla en la moto, lo que mejorará significativamente su nivel de protección.

Ahora bien, si deseas controlar la humedad en un garaje, una buena opción es instalar un sistema de control de humedad. Asimismo, instalar un climatizador también puede ayudar a evitar que la moto se deteriore con el tiempo.

Revisa la batería durante el invierno

Cuando llega el invierno, existe una alta probabilidad de que la batería se vea afectada, ya que las bajas temperaturas influyen mucho en los fluidos de su interior. Sabrás de inmediato si la batería ha sido afectada cuando la moto tarde más de lo normal en arrancar.

Esto ocurre más frecuentemente si tienes una batería de plomo con diseño antiguo. Por este motivo se recomienda el uso de baterías de ácido de plomo, ya que ofrecen un mejor rendimiento. Sin embargo, independientemente del tipo de batería, aplicando vaselina en los terminales te asegurarás de que funcione correctamente.

Usa un líquido refrigerante o anticongelante

El agua del radiador puede congelarse si las temperaturas bajan lo suficiente. Si diluyes el agua del radiador también aumentan las posibilidades de que esto ocurra. En ambos casos, el resultado será tener problemas para arrancar el motor.

Para evitar estos inconvenientes, lo primero que debes tener en cuenta si quieres cuidar el motor de una moto es que debes utilizar un anticongelante o líquido refrigerante de buena calidad y sin mezclar.

Cómo cuidar una moto nueva: mantenimiento y cuidados principales

Los consejos anteriores pueden ayudar a prevenir daños e inconvenientes en la moto que se deban a dificultades relacionadas con el clima. Pero, además de estos cuidados, es importante conocer los detalles relacionados con el mantenimiento habitual de una moto. De esta forma sabrás cómo cuidar tu moto nueva para que se mantenga en perfectas condiciones durante mucho tiempo.

Comprueba el nivel de aceite del cárter

Esta es, posiblemente, la tarea de mantenimiento más básica relacionada con los cuidados de una moto. Si descubrimos que el nivel de aceite no es el adecuado, debemos asegurarnos de verter la cantidad que esté indicada en el manual de la moto. Asimismo, a la hora de utilizar aceite, es importante no usar una cantidad excesiva ya que tener demasiado puede ser igual de malo que tener poco.

Por otra parte, si notas que tu moto consume demasiado aceite, puede ser un síntoma de que tiene algún tipo de avería. En estos casos se recomienda llevarla a un taller para someterla a una revisión a fondo.

Comprueba las ruedas

Las ruedas son uno de los elementos más importantes de una moto. Y es que, si no se cuidan adecuadamente, pueden llegar a ser muy peligrosas.

Cuando se van a inflar es importante seguir las indicaciones del neumático en concreto. Además, se debe realizar siempre la comprobación de la presión en frío, ya que el aire caliente puede alterar los valores de presión haciendo que se cometan errores. Recuerda que también es muy recomendable conocer los tipos de neumáticos de una moto para realizar una comprobación correcta.

Comprueba la batería

Una batería no debe revisarse únicamente en invierno, si no de forma recurrente para verificar que se encuentra en óptimas condiciones. Si descubres que presenta problemas, no siempre es necesario un cambio de batería. Muchas veces puede bastar con reponer el líquido de la batería o recargarla para hacer que vuelva a estar operativa.

Antes de nada debes saber qué batería lleva tu moto para realizar un mantenimiento adecuado.

Saber cómo cuidar una moto correctamente es vital no solo para mantenerla en buen estado, sino para prevenir posibles accidentes. Siguiendo los consejos mencionados podrás alargar la vida útil de tu motocicleta a la vez que garantizas tu propia seguridad y la de los demás.

Calcula el Seguro de Tu Moto