Inicio / MOTO / ¿Cuántos kilómetros dura una moto?
MOTO
  • ¿Cuantos kilómetros dura una moto?

¿Cuántos kilómetros dura una moto?

22 de septiembre de 2020

No existe una respuesta concreta a la pregunta de cuántos kilómetros dura una moto, ya que depende mucho del uso que le des y el mantenimiento que realices

Los fabricantes estiman que con unos 100.000 km recorridos puedes comenzar a darte por satisfecho y pensar en jubilar la moto. Si circulas con ella por carreteras en buen estado, sin baches y bien asfaltadas se le pueden sumar algunos kilómetros a esta cifra. En cambio, si gran parte de ese recorrido se realiza por carreteras mal asfaltadas o caminos, quizás tengas que plantearte jubilarla antes. 

Hay que destacar también que la marca y modelo de la moto, así como su cilindrada, pueden influir en la duración de su vida útil. De igual forma, un seguro de moto adecuado puede ser determinante para conservarla en perfectas condiciones.

El mantenimiento, clave

Si estás pensando en comprarte una moto, ya sea completamente nueva o adquirida en un concesionario de segunda mano, es probable que te preguntes cuántos kilómetros de vida durará. 

Igual que cualquier otro tipo de vehículo, ya sea un coche o una motocicleta, a medida que transcurren los años y se acumulan kilómetros algunas piezas se desgastan y empiezan a surgir averías debido al uso constante y al deterioro. 

En el caso de tener que cambiar alguna pieza de tu moto, recuerda que la mayoría son relativamente fáciles de conseguir por un taller. Los desguaces también suelen ser buenos aliados para encontrar piezas a un precio asequible.

¿Cuándo es el momento adecuado para cambiar de moto?

Lo cierto es que, como hemos visto, no existe una respuesta concreta para saber cuál es la vida útil de una moto, pero sí existen indicios que nos indican si es el momento de cambiarla. 

Los fabricantes de motos suelen ofrecer un tiempo medio de vida de entre 12 y 15 años. Alargar o acortar estos tiempos dependerá en gran medida del mantenimiento y cuidados que se le apliquen a la moto. 

Otra forma sencilla de comprender que ha llegado el momento de cambiar de moto llega cuando los gastos en averías son cada vez más recurrentes.

Acciones que podemos llevar a cabo para alargar la vida útil de una moto

Puedes aplicar algunos consejos que te ayudarán a mantener tu moto en mejor estado para que dure el máximo tiempo posible.

Guárdala en el garaje 

Es recomendable que una moto descanse en garaje. Ten en cuenta que los factores climatológicos, como la lluvia o el calor, pueden deteriorar la motocicleta rápidamente. 

Guardar la moto en garaje también disminuirá la probabilidad de que pueda ser robada. Si no tienes alternativa, ten en cuenta que existen diferentes sistemas antirrobo en el mercado para aumentar la seguridad.

En el caso de que no te quede otro remedio que aparcarla en la calle, cúbrela siempre con una manta especial para motos. Así evitarás que se deteriore por condicionantes meteorológicos. 

Revísala periódicamente

Como cualquier vehículo, la moto necesita revisiones periódicas para comprobar que está en buen estado y así detectar problemas que, con el tiempo, puedan llegar a ser más graves. 

Algunos de los principales puntos en una revisión de moto son las ruedas, la batería, las pastillas de freno, las cadenas, el líquido refrigerante, los amortiguadores… Si cuidas de todos estos elementos en tu moto también conseguirás alargar su vida útil.

Cambia la batería

Lo más recomendable es cambiar la batería de tu moto cada 2 años para asegurar su buen funcionamiento. 

Si no la usas muy a menudo es recomendable hacer uso del contracorriente, que desconecta totalmente la batería y evita su gasto y su deterioro. En el caso de que la moto no lo lleve de serie, instalarlo es una buena opción (aunque siempre puedes desconectarla de forma manual).

Mantén tu moto limpia y lubricada

No te olvides del exterior de la moto. Es importante cuidarla, y no solo por razones estéticas. 

Intenta sacar tiempo para limpiarla a conciencia cada cierto tiempo. Utiliza siempre esponja y jabón en lugar de un estropajo, ya que podría dañar la superficie. Mira los ingredientes de los jabones y evita los compuestos excesivamente agresivos. 

Tras haber realizado una buena limpieza exterior es el momento de engrasar la cadena, imprescindible para un correcto cuidado y funcionamiento de la moto. Es recomendable hacer el engrasado de manera frecuente, pero sin excederse en la cantidad. 

Por último, aprovecha y revisa la cadena. Asegúrate de que tenga un nivel de tensión óptimo según las recomendaciones del fabricante. 

Calcula el Seguro de Tu Moto