Inicio / HOGAR / Cómo vender un piso como particular
HOGAR
  • vender-un-piso-como-particular

Cómo vender un piso como particular

16 de septiembre de 2022

Muchas personas apuestan por vender su piso o casa como particulares, es decir, vender una casa sin inmobiliaria de por medio. ¿Cómo vender un piso de particular a particular? Es importante seguir una serie de pasos y recomendaciones para que la compraventa sea rápida, efectiva y, sobre todo, legal.

Descubre todas las coberturas de los seguros de hogar de Verti: defensa jurídica, ampliación de daños materiales… ¡Y mucho más!

Pasos a seguir para vender un piso

Estudia el mercado

Los pasos para vender una casa sin inmobiliaria, sin importar el tipo de vivienda del que se trate, comienzan con un estudio de mercado. Si estás pensando en vender tu propiedad, empieza por averiguar si se trata del mejor momento para realizar la transacción, así como a qué compradores puede interesarles tu inmueble. 

Estudia otras propiedades a los alrededores; además, consulta los colegios, supermercados y demás servicios cerca de tu inmueble. Gracias a estos últimos parámetros podrás saber a qué público quieres dirigirte: familias con niños, parejas, solteros, personas mayores, etcétera.

Determina el precio

Uno de los pasos para vender una casa es determinar el valor de la misma. El precio de venta adecuado te permitirá vender el piso o casa más o menos rápido. Para determinarlo, es recomendable hacer una valoración del inmueble contactando con una inmobiliaria, con un tasador cualificado y con páginas online para tasación. 

No te olvides de comparar el valor de tu inmueble con el de otros de la zona para determinar el precio final. Recuerda que debe ser competitivo.

Calcula tu Seguro de Hogar

.

Haz todos los trámites burocráticos previamente

Para vender un piso como particular es importante contar con una serie de requisitos. Reúne todos los documentos con tiempo suficiente, pues la falta de cualquiera de estos puede prolongar y retrasar la transacción. Los documentos que deberás reunir son:

  • Nota simple. Se tramita en el Registro de la Propiedad.
  • Certificado energético. Tiene validez de diez años. Si el tuyo ha caducado, renuévalo.
  • Planos del inmueble. Si hiciste una reforma que no consta en planos, necesitarás unos nuevos.
  • Cédula de habitabilidad. Solo la requieren en algunas Comunidades Autónomas.
  • Estatutos de la comunidad (en el caso de los pisos). 
  • Recibo del pago del IBI.
  • Certificado del ITE o Inspección Técnica de Edificios.
  • Recibos de estar al corriente en los pagos de suministros. Estos pagos son los de luz, gas, agua y comunidad.
  • Contrato de arras.
  • Escrituras de la casa.
  • Certificado de deuda cero.
  • En caso de que la propiedad esté hipotecada, presentar un certificado de deuda pendiente del banco. Recuerda que solo puedes pedirlo si el dinero de la venta vas a utilizarlo para cancelar la hipoteca.

Limpieza de la vivienda

Uno de los pasos para vender una casa entre particulares es poner la vivienda a punto. Puedes darle una mano de pintura, cambiar la ubicación de los muebles, deshacerte de lo que no necesitas y hasta guardar tus pertenencias. Los compradores deben enamorarse de tu vivienda. ¡Así la compraventa será mucho más rápida!

¿Reformas?

Algunos propietarios, sobre todo los de inmuebles antiguos, suelen hacer una reforma de la vivienda. Aunque supone un desembolso, es una forma de aumentar el valor de la propiedad y hacerla más atractiva a posibles compradores. Si puedes permitirtelo, ¿por qué no hacerlo?

Promoción del inmueble

Si quieres que tu vivienda se venda pronto, entonces no te olvides de promocionarla. Es importante utilizar los distintos canales disponibles en el mercado inmobiliario para atraer a cada vez más compradores. Redacta un anuncio llamativo y acompáñalo de fotos y vídeos de la propiedad. 

Gestionar las visitas

Como vendedor, debes ser tú quien gestione las visitas de potenciales compradores. Prepárate para recibir llamadas y dar la información necesaria, así como recibir a los interesados en tu hogar. Trata con ellos las condiciones de la compraventa.

como vender una casa

Firma del contrato de arras

Una vez que has encontrado al potencial comprador, otro de los pasos a la hora de vender una casa es cubrirte las espaldas con un contrato de arras. Aquí el comprador deberá entregarte una señal (10%) a manera de reserva. Además, debe establecerse un tiempo real para formalizar la compraventa, en caso de que el comprador aún necesite reunir el dinero. 

Si el comprador se retracta, y dependiendo del tipo de arras, puedes quedarte con la señal u obligarle, judicialmente, a cumplir el contrato.

¡Firma las escrituras!

Uno de los últimos pasos para vender un piso de particular a particular es la firma de las escrituras; significa que has conseguido tu objetivo: ¡vender el inmueble! Como vendedor solo tienes que presentarte ante el notario, previamente convenido, con la documentación necesaria para finiquitar la operación. ¡No te olvides del DNI y las llaves del inmueble! La falta de cualquiera de estas dos impide que el notario siga con la compraventa. Aquí es cuando recibes el resto del importe de la compraventa por parte del comprador. 

El pago de impuestos

La firma de la escritura es solo el penúltimo paso. Aún te queda el pago de impuestos obligatorios. Cuando se vende un piso o una casa es importante hacer frente a las autoridades tributarias. Deberás pagar:

  • IRPF, declarando la ganancia patrimonial (dinero) obtenido. Se paga con la declaración de la renta correspondiente.
  • Plusvalía municipal. Debes abonarlos dentro de los 30 días posteriores a la firma de las escrituras.
  • IBI. Este puede repartirse con el comprador, pero debe especificarse en el contrato de compraventa.