Inicio / HOGAR / Tirar un tabique: La guía definitiva
HOGAR
  • Tirar un tabique

Tirar un tabique: La guía definitiva

10 de noviembre de 2021

Al hace una reforma en casa, es probable que una de las acciones que necesitas llevar a cabo sea la de tirar un tabique. Un elemento delimitador que, en la mayoría de los casos, suele separar y diferenciar diversas estancias. Pero, ¿sabes cómo tirar un tabique y qué permisos necesitas para hacerlo?

La tarea de tirar un tabique se suele realizar con el objetivo de mejorar la distribución de una casa. Un trabajo que, generalmente, lo hace un profesional de la construcción. Aunque también es posible tirarlo uno mismo, pero siempre y cuando se cumpla con la normativa y se tengan los permisos necesarios.

Para estar más tranquilo a la hora de que ocurra algún accidente imprevisto en tu hogar, es muy recomendable tener contratado un buen seguro de hogar, cómo los que ofrece Verti, con todas las coberturas necesarias y adaptadas a tus necesidades.

Cómo saber si puedes tirar un tabique

Antes de realizar ninguna acción, lo primero es diferenciar un tabique de un muro de carga. Estos segundos, soportan el peso de parte de la estructura de la vivienda y no son prescindibles, por lo que eliminarlo es mucho más complicado, y de ser posible, requerirá más obra y más permisos. Por su parte, un tabique es un elemento de división construido con ladrillos de poco espesor, prescindibles en la estructura de la casa. Lo mejor es revisar los planos de la vivienda y contar con la opinión de un arquitecto antes de planear cualquier tipo de modificación.

Cómo tirar un tabique

Permisos necesarios para tirar un tabique

Si deseas derribar un tabique no necesitarás ningún proyecto arquitectónico como sí sucede con los muros de carga, en los que hay que pedir una licencia de obra mayor. Sin embargo, sí tendrás que solicitar un permiso de obra menor en la concejalía de urbanismo del ayuntamiento en el que se halla el inmueble. Una licencia que deberás pedir con antelación al inicio de las obras para tener la documentación a mano cuando estas se lleven a cabo.

Tener una licencia de este tipo cuando tienes pensado tirar un tabique te ahorrará varios problemas. Esta licencia te concede todos los derechos para poder hacer reformas en tu hogar de manera legal.

¿Cómo tirar un tabique?

Aunque pueda parecer una tarea sencilla, tirar un tabique es algo que no se debe hacer al azar.

– En primer lugar, como hemos visto antes, es importante comprobar que se trata de un tabique y no de un muro de carga. Este último tiene un mayor grosor de pared. Además, al golpear el tabique con el puño este suena a hueco.

– El segundo paso será verificar que por el tabique no discurre ninguna instalación eléctrica o una tubería de agua o de gas. Si es posible, deberías consultar los planos de la vivienda o contactar con un profesional cualificado.

– Por último, una vez que tengas la plena seguridad de que se trata de un tabique y que por él no discurre ningún tipo de instalación, podrás proceder a su derribo.

Herramientas a emplear para tirar un tabique

Tanto si lo que vas a hacer es tirar un tabique de una casa antigua como si deseas tirar un tabique para ampliar el salón u otra razón, necesitarás las siguientes herramientas:

– Un mazo o un martillo.
– Un cincel.
– Una sierra de vaivén o de calar (ideal para cortar la pared de forma vertical).
– Guantes, casco y gafas de protección.
– Sacos para retirar los escombros.

Pasos para tirar un tabique

Una vez que tienes todas las herramientas y has preparado la estancia, comienza a tirar el tabique por la parte superior. Deberás tener en cuenta si el tabique es de pared lisa o si la superficie está forrada de azulejos. En este último caso, es aconsejable retirar primero los azulejos y no golpearlos, ya que pueden saltar pedazos. También puedes optar por derribar el tabique desde el otro lado si esta parte no tiene azulejos.

La sierra de vaivén o de calar te ayudará con los pedazos de tabique más grandes. De hecho, es perfecta para cortar de forma vertical la superficie del tabique. En este caso también deberás hacerlo de arriba a abajo para mayor comodidad y seguridad.

Otra opción que tienes es emplear una tronzadora de disco de gran diámetro para tirar un tabique de ladrillos yeseros. Con esta herramienta podrás abrir un hueco en la pared y comenzar así más fácilmente el derribo. Procura tirar la pared con cuidado, ya que se pueden formar grietas en los muros contiguos a causa de los golpes.

No te olvides de proteger el resto de elementos de la estancia. Tirar un tabique no es una obra mayor, pero sí dejará mucho polvo y escombros. Retira todos estos elementos antes de la obra o cúbrelos bien para que no se ensucien ni sufran algún desperfecto.

Tirar un tabique, en definitiva, es una tarea que se suele realizar habitualmente en trabajos de reforma de una casa. Un proceso que requiere de un permiso de obra menor para su realización y que debe solicitarse en el ayuntamiento en el que se halla la vivienda. Cuando lo tengas, deberás comprobar si se trata de un muro de carga o de un tabique para poder derribarlo. De no ser así, con las herramientas necesarias se puede comenzar a tirar el tabique de la estancia.

Calcula tu Seguro de Hogar