Inicio / HOGAR / Cómo poner el lavavajillas de manera correcta
HOGAR
  • Cómo poner el lavavajillas

Cómo poner el lavavajillas de manera correcta

8 de noviembre de 2021

El lavavajillas es un electrodoméstico que mejora la calidad de vida de las familias. Sin embargo, puede provocar quebraderos de cabeza cuando no cumple con su función de forma eficiente. La solución a este problema consiste simplemente en aprender cómo poner el lavavajillas de la manera adecuada. Aunque se llegue a creer que su funcionamiento es muy básico, la colocación de los platos y cubiertos debe realizarse adecuadamente para que estos salgan lo más limpios y brillantes posible.

Aunque no sea obligatorio, es muy recomendable tener contratado un seguro de hogar, ya que así estarás más tranquilo en caso de que ocurra algún accidente o avería inesperado.

Aprende a poner el lavavajillas de la forma correcta

Quizás hayas notado, en más de una ocasión, que el lavavajillas no lava bien. Es posible que en muchos lavados la pastilla no se deshaga del todo o que los cubiertos sigan teniendo residuos de comida, mostrándose sucios a pesar de haber finalizado el lavado. Te preguntarás una y mil veces por qué suceden este tipo de situaciones. La respuesta es que este electrodoméstico cuenta con sus propias exigencias, y hasta la posición de un plato puede modificar su eficiencia.

Teniendo en cuenta lo anterior, no está de más contar con una pequeña guía que te indique los pasos que debes seguir a la hora de poner el lavavajillas.

Pasos a seguir para poner de manera adecuada un lavavajillas

El lavavajillas tiene sus propios misterios y lo más recomendable es conocerlos para que poner el lavavajillas siempre sea un éxito. Los pasos más recomendables son los siguientes:

1. El primer paso es no enjuagar los platos. Solo hay que retirar los restos de comida que queden en ellos. En caso contrario, las enzimas del jabón rendirán menos.

2. Por otro lado, debes colocar los platos en la parte más baja del lavavajillas. Además, estos deberán mirar hacia el interior.

3. Asimismo, los recipientes de plástico y las fiambreras deben colocarse en la parte superior, alejándolos lo máximo posible de la resistencia del electrodoméstico. El motivo es que un exceso de calor podría dañarlos. Las tapas debes ponerlas en vertical y los recipientes, por supuesto, boca abajo.

4. Las fuentes y las cazuelas, es decir, los elementos de mayor tamaño, es mejor que las pongas inclinadas.

5. Seguramente, una de tus dudas más frecuentes sea cómo poner los cubiertos para que estos salgan perfectamente limpios. Debes saber que lo mejor es que exista una separación entre ellos. Además, es recomendable colocar los cuchillos con el mango hacia arriba, al contrario que los tenedores. La posición de las cucharas, en cambio, es indiferente. Los cubiertos que sean más largos, como las espumaderas, los cucharones o las palas para cocinar, deben colocarse en la bandeja superior. En el caso de ponerlos en la cesta, pueden obstruir el brazo rociador del lavavajillas.

6. Las copas, los vasos y los tazones tienes que colocarlos en la parte de arriba de este aparato. Deben estar boca abajo para que el agua entre en su interior y queden así relucientes.

7. Debes comprobar los niveles de abrillantador y de sal de manera frecuente. Lo habitual es que el lavavajillas te avise si uno de ellos se encuentra en un nivel bajo.

La función de la sal es combatir la cal, de esta manera, evita que los conductos internos se estropeen, al igual que la vajilla. En cuanto al abrillantador, además de dejar brillante cualquier elemento que introduzcas en este electrodoméstico, acelera el proceso de secado.

8. Evita que las aspas del lavavajillas topen con algún utensilio. En caso contrario, además de no rendir bien, el aparato puede estropearse fácilmente.

9. Asimismo, la pastilla de lavado o el detergente deben colocarse en el compartimento adecuado.

10. Por último, cuando el lavavajillas haya terminado el proceso de lavado, espera a que todo esté frío y seco para colocarlo. La razón es que la vajilla que se encuentra a una alta temperatura es más sensible a los impactos y a los golpes.

Consejos para cómo poner el lavavajillas

Cómo conseguir el mejor resultado con tu lavavajillas

Si quieres conseguir el mejor resultado de tu lavavajillas, existen otros pasos que puedes dar para que la limpieza de este aparato sea excelente.

– Una buena opción es que la vajilla más sucia la coloques en la parte inferior.

– Lo más recomendable es que pongas el lavavajillas siempre con la carga completa.

– Es necesario que solo uses la dosis adecuada de detergente. Si la pastilla no se deshace de la forma correcta, comprueba que el cajetín funciona correctamente o que las aspas no están obstruidas. Limpia estas últimas de vez en cuando para evitar que esto suceda.

– Los filtros deberás limpiarlos una vez por semana, como mínimo.

Las averías más frecuentes en el lavavajillas

Entre las averías más frecuentes de los lavavajillas se encuentran las siguientes:

– La manguera del desagüe queda doblada.

– Las tuberías del lavavajillas se atascan.

– El programador del lavavajillas falla.

– En el lavavajillas no entra agua.

En definitiva, hay que prestar atención a cada uno de los elementos que componen el lavavajillas, además de a la colocación de los utensilios. No se trata de realizar la acción más cómoda, sino de seguir unos pasos que te ayuden a conseguir la máxima eficacia posible.

Siguiendo estos pasos, podrás hacer más eficiente el lavado de tus utensilios y amortizar el trabajo del lavavajillas, uno de los electrodomésticos que más energía consumen, y ahorrar al máximo en tu factura de la luz.

Calcula tu Seguro de Hogar