Inicio / HOGAR / ¿Cómo hacer una estantería de obra en casa?
HOGAR
  • Estantería de obra en casa

¿Cómo hacer una estantería de obra en casa?

14 de diciembre de 2021

Las estanterías de obra son un recurso practicamente tan antiguo como el concepto de la propia casa, ya que era una forma sencilla y segura de almacenar herramientas y objetos cuando no era tan fácil contar con estanterías de otros materiales.

Precisamente por su gran utilidad han vuelto a ser tendencia. Si se colocan en una casa de pocas dimensiones, resultan especialmente interesantes para aprovechar de forma eficaz un espacio reducido. Sin embargo, esto no quiere decir que no puedan usarse en hogares amplios. Para los interesados en tener una gran biblioteca, las librerías de obra son una excelente opción.

Construir este tipo de estanterías con materiales como el ladrillo o el pladur es posible sin demasiado esfuerzo. No es necesario que se trate de muebles grandes de madera y con mucho peso. Se pueden construir estas estructuras con múltiples materiales sin invertir mucho dinero (o incluso mediante el reciclaje).

Si aún no tienes contratado un seguro para tu casa, puedes consultar los seguro de hogar de Verti, con las coberturas necesarias según el tipo de vivienda.

Tipos de estanterías de obra

Dependiendo de tu presupuesto, estilo o de las necesidades que quieras cubrir, podrás decantarte por un tipo u otro de estantería de obra. ¡Descubre todas las opciones!

Estantería de yeso

Las estanterías de obra de yeso son perfectas para colocar figuras, adornos, decoraciones y libros. Las características del yeso lo convierten en un material perfecto para elaborar estanterías con un equilibrio excelente entre versatilidad, durabilidad y ligereza.

Además, debido a lo fácil que es utilizar el yeso, es uno de los materiales más recomendados para hacer estanterías grandes. Sin embargo, sigue siendo una buena opción para crear estanterías para habitaciones pequeñas.

Aunque es posible pintarlas, hay quienes prefieren dejarlas sin pintar para que combinen con el blanco de la pared. Esta opción le da un estilo luminoso y tranquilo a la habitación. Pero, si buscas algo más elegante, puedes optar por pintar la estantería con colores oscuros.

Estantería de madera

Emplear madera para hacer una estantería de obra es una opción minimalista, pero viene muy bien para quienes tengan un hogar con poco espacio y para aquellos que disfruten con diseños extremadamente simples.

Para hacer una estantería de obra de este estilo necesitas un tablón de madera. Luego solo tendrás que hacerle huecos con una sierra de calar. Al final solo será necesario apoyar la tabla a unos pocos centímetros de la pared.

Estantería de obra de madera.

Estanterías de pladur

Las estanterías de pladur para libros son otra buena opción. El resultado es similar al de una estantería de yeso. Este material es utilizado para crear todo tipo de muebles gracias a su gran versatilidad. Se trata de la mejor opción en caso de que quieras un diseño difícil de hacer con otros materiales.

Estantería de ladrillos

Utilizar ladrillos para realizar una estantería de obra es una de las opciones más complejas. Sin embargo, el acabado final es tan profesional que puede valer la pena. La idea es mezclar ladrillos, cemento y un buen revestimiento para integrar directamente la estantería de obra a la pared.

Claramente no se trata de una tarea fácil, aunque las personas más habilidosas con este tipo de trabajos pueden divertirse fabricándolas. La principal ventaja que tiene este tipo de estanterías de obra en comparación con otras es que es una estructura más resistente y duradera.

También tiene la ventaja adicional de ofrecer mucha libertad creativa. Los diseños que permiten los ladrillos son muy variados. Asimismo, no hay limitaciones con respecto a los colores que se pueden utilizar.

Estantería de escayola

La mejor alternativa al pladur son las estanterías de escayola. Estas cuentan con la ventaja de que se trata de un material mucho más económico, por lo que resultan perfectas para abaratar costes de fabricación.

La escayola es muy parecida al pladur, por lo que funciona de la misma forma cuando se trata de hacer estanterías de obra. También es un material menos resistente, por lo que no es recomendable si necesitas una estantería capaz de soportar mucho peso.

¿Para qué sirven las estanterías de obra?

Además de conocer los diferentes materiales con los que se puede hacer una estantería de obra, es buena idea tener muy claro para qué son útiles. Si bien es cierto que el uso más común de estas estructuras es usarlas como espacio para almacenar libros, no es la única utilidad que tienen.

Es necesario mencionar que son esencialmente elementos decorativos capaces de agregarle un toque elegante a cualquier hogar. Asimismo, dependiendo de cómo sea el diseño, pueden ser utilizadas para guardar otro tipo de objetos. Por ejemplo, videojuegos, álbumes de música o cualquier otra cosa que se te ocurra. Gracias a su versatilidad no existen límites, más allá de los que podría marcar el propio diseño de la estantería.

Además, hacer estas estanterías no implica un esfuerzo muy grande ni una gran inversión. De hecho, en algunos casos es una de las mejores formas de aprovechar rincones y espacios que no tienen ninguna utilidad en el hogar.

Calcula tu Seguro de Hogar