//Racionalizador de potencia: qué es y cómo funciona
HOGAR
  • Qué es un racionalizador de potencia.

Racionalizador de potencia: qué es y cómo funciona

4 de febrero de 2020

Seguro que alguna vez has oído hablar de un racionalizador de potencia, pero aún hay muchas dudas respecto a este dispositivo. Por eso, a continuación vamos a explicar qué es, cómo funciona y las ventajas que ofrece en nuestro hogar. 

Un racionalizador de potencia es un dispositivo que desconecta de manera automática ciertas cargas eléctricas. Lo que hace es desconectar aquellas cargas eléctricas no prioritarias, como radiadores, aire acondicionado o termos. 

Sobre todo durante los meses de invierno, seguro que te preocupan las facturas y temes que llegue la carta con la cuantía que tienes que pagar. Es normal, en esas fechas hay que calentar el hogar y eso lleva unos gastos elevados. También puedes ahorrar y controlar el gasto contratando un seguro de hogar que cubra cualquier imprevisto que pueda surgir.

Algunas de las ventajas que proporcionan los racionalizadores son :

  • Permitirá que no salten los plomos de tu casa, en caso de que superes el máximo de potencia contratada.
  • Ahorrarás en tus facturas.
  • La instalación de un racionalizador de potencia es muy sencilla, no requiere de obra.
  • Podrás ver el consumo de manera inmediata.
  • Tienes las posibilidad de programar aquellas salidas no prioritarias.

Funcionamiento de un racionalizador de potencia   

Este aparato se encarga de desconectar aquellos electrodomésticos que no son necesarios, de tal manera que cuando el consumo máximo que hayas contratado esté cerca de ser superado, estos no demanden energía y no salten los plomos. 

Algunas de las características del racionalizador de potencia :

  • Funcionará con cualquier tipo de contador que tengas.
  • Estos dispositivos no son caros, teniendo en cuenta que ahorrarás en tus facturas.

El racionalizador de potencia optimizará el consumo de tus electrodomésticos, controlando la energía de la vivienda para que nunca superes la potencia contratada y no salten los plomos. Este dispositivo desconectará automáticamente aquellos aparatos que no sean de primera necesidad. 

La función del racionalizador de potencia es comparar constantemente la energía que se ha estructurado como consumo con la energía contratada, para detectar así si se supera el límite y que no ocasione problemas. En el caso de que se supere, el racionalizador abrirá circuitos señalados como “no prioritarios” para reducir el consumo y que los plomos nos salten. 

Funcionan tanto en instalaciones tanto monofásicas como trifásicas, solo tendrás que indicar en el selector el consumo que tienes contratado y las cargas que consideras que no son prioritarias. De esta manera, aprovecharás la energía de forma más eficiente, y no tendrás que contratar más potencia para tu hogar, con el consiguiente gasto que supondría aumentar la potencia. 

Por tanto, el racionalizador de potencia es una buena inversión, no solo te ayudará a ahorrar dinero en las facturas, sino que también evitará que los plomos de tu casa salten. Es un dispositivo práctico, sencillo de instalar y ganarás calidad de vida.