Inicio / HOGAR / ¿Cómo abrir una puerta con la llave dentro?
HOGAR
  • abrir-puerta-con-llave-dentro

¿Cómo abrir una puerta con la llave dentro?

3 de noviembre de 2022

Imagina que sales de casa y al momento de regresar a tu hogar te das cuenta de que algo muy importante falta: las llaves de tu casa, que dejaste puestas en la puerta y está completamente cerrada.

Cuando una llave se encuentra en la cerradura, esto significa una complicación aún mayor para poder abrir la puerta. La primera pregunta que viene a tu mente es: ¿Cómo abrir una puerta con las llaves puestas? ¿Se puede abrir una puerta con la llave echada? Y la respuesta es que ¡sí, se puede!

Seguramente no quieres destruir la puerta o dañar la fachada intentando abrirla. Descubre las mejores formas para abrir una puerta con la llave por dentro, que seguro que te librarán de un susto.

¡No te preocupes! Con los seguros de hogar de Verti, nosotros nos encargamos de cualquier imprevisto. Elige tus prestaciones y calcula tu presupuesto en tan solo dos minutos.

¿Cómo abrir puerta con la llave dentro según el tipo de puerta?

Es importante destacar que existen distintos tipos de puertas, unas más complicadas que otras. Dependiendo de sus materiales, mecanismos internos y cerraduras, entre otros, implicará lo fácil o difícil que puede llegar a ser. Cómo abrir una puerta con las llaves puestas por dentro está proporcionalmente relacionado con estos aspectos.

Existen principalmente dos tipos de puertas a considerar a la hora de abrir una puerta con la llave por dentro:

  • Puertas de interior.
  • Puertas de exterior o puertas de entrada.

En el caso de las puertas interiores, existen diferencias según su apertura y el tipo de material. Por su parte, las primeras son las típicas que pueden contener una o dos hojas y se abren en sentido hacia la pared. También existen las de tipo corredor, que pueden abrir o cerrar en forma horizontal.

Calcula tu Seguro de Hogar

.
Por otro lado, las puertas de exterior o puertas de entrada se caracterizan por tener un marco, cerradura y una o dos hojas para abrir y cerrar. Sin embargo, por estar en contacto con el exterior, deben ser más seguras, así que al tratar de abrir una puerta cerrada sin llaves, es un poco más complicado.

Los tipos de puertas externas son las siguientes:

  • Las puertas acorazadas.
  • Puertas blindadas.
  • Las puertas macizas.
  • Puertas metálicas.

En el caso de las acorazadas, son aquellas que contienen por dentro una serie de mecanismos compuestos por unos cilindros que aseguran la puerta arriba, en el medio y debajo. Por otro lado, las blindadas son aquellas compuestas por un marco que contienen unos mecanismos hechos de acero que hacen más difícil abrir puerta con la llave por dentro.

Las puertas macizas son de madera y estéticamente, a pesar de ser bonitas y decorativas, son más inseguras que las anteriores. Por último, las puertas metálicas están hechas de algún material resistente, como es el caso del hierro, aluminio, acero, entre otros.  

Métodos para abrir una puerta con la llave por dentro

Cuando buscamos en internet cómo abrir una puerta con llaves dentro, generalmente encontramos métodos en los que se utilizan herramientas como tarjetas, llaves maestras y horquillas de pelo. Sin embargo, no alcanzamos el éxito porque es necesario conocer la técnica adecuada de acuerdo al mecanismo interno de la puerta. 

En ese sentido, existen tres principales métodos para abrir la puerta con la llave por dentro

Método bumping

Para utilizar este método, es necesario que sepas lo que haces, debido a que podrás causar daños significativos en la estructura de la puerta. Es una técnica que se utiliza para forzar la cerradura desde fuera a través de una llave bumping.

Primero introduce la llave bumping hasta el último pistón de la cerradura que te permita llegar. Luego, con un mazo de goma o un objeto pesado tipo martillo, golpea la llave en dirección a la puerta y procura dar una vuelta a la llave de inmediato, es decir, al mismo tiempo que se golpea. Esto supone transmitir la fuerza del golpe y logra empujar la llave del otro lado de la puerta. Seguramente tendrás que intentarlo varias veces hasta conseguirlo.

cómo-abrir-una-puerta-con-las-llaves-puestas

Método del plástico resistente

Uno de los métodos más populares, pero a su vez complicados, consiste en la introducción de un plástico resistente a través de la ranura de la puerta. Para abrir una puerta con la llave por dentro es necesario que el plástico sea lo suficientemente resistente y a la vez moldeable, de forma que no se rompa al intentarlo.

Para ello, se recomienda usar un pedazo de botella de plástico o de radiografía e introducirlo a través de la ranura de la puerta al nivel del pistón. Empieza a moverla de dentro hacia afuera, con mucho cuidado, intentando que el plástico “empuje” el pistón en dirección a la puerta y forzarla. Contrariamente a lo que se piensa, el plástico de las tarjetas de crédito resulta muy grueso y duro como para tener éxito al intentar abrir una puerta con las llaves por dentro. 

Método ganzúa

Este sistema para abrir una puerta con las llaves puestas es similar al método de la horquilla. Consiste en utilizar una ganzúa o alambre fuerte con la punta doblada en forma de garfio dentro de la cerradura para elevar y alinear los pistones, de forma tal que la puerta se abra. Se necesita mucha paciencia e intentarlo varias veces con mucho cuidado. Este método es ideal si no sabes cómo abrir una puerta cerrada sin llave.

Recomendaciones a la hora de abrir una puerta con las llaves puestas

Al momento de intentar abrir una puerta con la llave dentro, es necesario tener en cuenta que antes de comenzar se debe considerar que la estructura posiblemente sufra daños. Si no quieres que esto suceda, ponte en contacto con un cerrajero.

Por otro lado, no intentes disparar a ningún tipo de cerradura, ya que puede resultar fatal. Tampoco intentes usar la fuerza al intentar abrirla, puesto que, dependiendo del tipo de puerta, podría ser peligroso.

En ese sentido, para abrir una puerta con las llaves puestas es necesario tener mucha paciencia, intentarlo varias veces y no tirar la toalla hasta alcanzarlo. Usa las herramientas que tengas a mano y no intentes métodos que desconozcas.