Inicio / HOGAR / ¿Cómo cargar el gas de una nevera? ¿Cuánto cuesta?
HOGAR
  • Como recargar el gas de una nevera

¿Cómo cargar el gas de una nevera? ¿Cuánto cuesta?

13 de octubre de 2021

Los frigoríficos y neveras actuales emplean para su funcionamiento un gas de efecto invernadero que recibe el nombre de HFC-134a tetrafluoroetano. Es un componente que resulta indispensable para que el electrodoméstico pueda enfriar todo lo que se halla en su interior. Pero, ¿cómo puedes recargar el gas de la nevera si observas que se está quedando sin él?

El gas refrigerante se halla en principio en estado líquido. Es el motor del electrodoméstico el que lo convierte en estado gaseoso, lo que permite que pueda generar una temperatura óptima para la conservación de los alimentos y bebidas. La pérdida de gas del circuito de la nevera es una de las averías más frecuentes, ya que sin este no puede enfriar.

Es importante tener un buen seguro de hogar para evitar cualquier imprevisto y proteger tu vivienda. Aunque no sea un seguro obligatorio, sí que es muy recomendable para vivir más tranquilo frente a cualquier problema que pueda ocurrir en tu casa.

Cómo saber si a la nevera le falta gas

Lo primero que hay que destacar es que el gas de la nevera no se suele gastar nunca. De hecho, se trata de un proceso cíclico en el que el frigorífico va utilizando siempre el mismo gas de serie. ¿Qué es lo que puede ocurrir entonces? Lo más probable es que tenga una fuga en alguna de sus piezas, ya sea por una avería, por el paso del tiempo o por el desgaste con el uso (entre otras casuísticas más infrecuentes).

Comprobar si tu nevera tiene gas es muy sencillo. Tan solo tendrás que encenderla y, pasados unos minutos, revisar el estado del compresor del aparato situado en la parte trasera. Si el tubo que sale del compresor está caliente, no tendrá ningún problema. Sin embargo, si está frío, le falta gas al frigorífico. Esta es, precisamente, una de las primeras comprobaciones que suelen realizar los especialistas a la hora de revisar una nevera averiada.

Hay otras señales que son muy significativas y que te alertarán de que a tu nevera le falta gas. Por ejemplo, si detectas que los alimentos no se enfrían, si la parte interior de la nevera se congela con facilidad y presenta goteras o, incluso, si notas que la tubería exterior se halla muy fría (o congelada).

Pasos para recargar el gas del frigorífico

Recargar el gas de una nevera es una tarea que debe realizar un técnico cualificado. Hacerlo por ti mismo comporta una serie de riesgos, ya que estás manipulando una sustancia que es inflamable y nociva para las personas. Además, será el técnico quien finalmente determine si el problema que tiene en realidad tu frigorífico es una fuga de gas y dónde se encuentra. De nada servirá hacer una recarga si la fuga persiste, debido a que en este caso el gas te durará muy poco.

En primer lugar, el técnico cualificado vaciará por completo el circuito. A continuación, conectará el tubo del compresor a una botella que contendrá gas especial para frigoríficos. Después, abrirá la llave de la manguera y, poco a poco, procederá a recargar el gas de la nevera.

El gas que se debe introducir irá en función del nivel que indique el fabricante. No obstante, por lo general la presión del gas ha de estar situada entre los 6 y los 12 psi (libra por pulgada cuadrada). Normalmente, el técnico volverá a comprobar con un amperímetro que la presión del gas se halla entre los límites marcados por el fabricante.

Carga de gas del frigorífico

Quizás a primera vista pueda resultar una tarea menos compleja de lo que parece. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado a la hora de manipular el gas de la nevera. Además, hay que tener en cuenta que estos técnicos cualificados poseen las herramientas adecuadas y necesarias para realizar esta labor, por lo que siempre será más recomendable contratar sus servicios.

¿Qué coste tiene cargar el gas del frigorífico?

El precio por recargar el gas del frigorífico puede variar en función del servicio. Por lo general, oscila entre los 120 y 170 euros, aunque los presupuestos pueden ser diferentes dependiendo del tipo de nevera, del grado de dificultad de la avería por la cual se ha quedado sin gas, la empresa que se encargue de la reparación, etc.

El técnico cualificado tendrá que comprobar el estado de la nevera para asegurarse de si solo es necesario recargar de gas la nevera o si, por el contrario, también hay que hacer otro tipo de arreglos. De ser así, el precio será mucho más elevado. A su vez, a esto habría que añadirle el coste de la mano de obra y el desplazamiento.

Recargar el gas de una nevera es, por tanto, una tarea que debe realizar un técnico cualificado y certificado. Su precio variará en función de los arreglos que tenga que hacer y del estado del frigorífico, pero es muy importante que puedas recargar de forma óptima el gas, ya que resulta indispensable para que la nevera pueda funcionar. Sin él, no servirá de nada y no podrás enfriar y mantener alimentos.

Calcula tu Seguro de Hogar