Inicio / COCHE / ¿Cómo instalar un punto de recarga para tu coche eléctrico en un parking comunitario?
COCHE
  • Instalar un punto de recarga en el parking comunitario.

¿Cómo instalar un punto de recarga para tu coche eléctrico en un parking comunitario?

11 de agosto de 2020

Cada vez son más los que al cambiar de coche se sienten atraídos por las energías renovables y deciden unirse a la movilidad eléctrica. Las matriculaciones de los coches de cero emisiones crecen a la vez que también lo hace su aceptación entre los conductores. Atraen más interés y, sobre todo, cada vez cuentan con más infraestructuras y facilidades. Si sumamos estas características a la constante implementación de restricciones para circular y aparcar a los coches de combustión tradicionales en las grandes ciudades, como en Madrid o Barcelona, es sencillo entender el auge en popularidad de los vehículos eléctricos.

Si ya cuentas con un vehículo eléctrico o estás pensando en adquirirlo puede que también te plantees cómo instalar un punto de recarga para tu coche en un parking comunitario o privado.

¿Cómo instalar un punto de recarga para coches eléctricos en un garaje comunitario?

Lo primero que debemos saber es que, aunque el precio de adquisición de un coche eléctrico es más caro que el de un coche de combustión equivalente, se puede amortizar fácilmente con el uso diario, aprovechando las ventajas del aparcamiento gratuito en las grandes ciudades, pagando menos impuestos y con un coste de recarga por kilómetro inferior. Además, los gastos de mantenimiento y del seguro de coche eléctrico también pueden variar.

Una de las principales cuestiones que se plantean los conductores cuando compran un coche eléctrico es dónde encontrar un punto de recarga para el vehículo. Pues bien, además de existir cada vez más puntos de recarga en la vía pública, también puedes instalar uno de estos puntos en tu garaje.

Para hacer una instalación de un punto de recarga para tu coche eléctrico en tu parking comunitario, la Ley de Propiedad Horizontal facilita el proceso de instalación para su uso privado. El único requisito para poder hacerlo es que debes avisar previamente a los vecinos a través del presidente o del administrador. Solo en el caso de que para la instalación sea necesario realizar una conexión de la derivación de un contador comunitario o una preinstalación en el edificio se necesitará una autorización de la comunidad de vecinos. El punto de carga deberá encontrarse en la plaza individual del propietario, y será este quien asuma los costes de la instalación y el consumo de electricidad.  

Recargar el coche eléctrico en el garaje o en la vía pública

En garaje

Como hemos visto, para poder cargar tu coche eléctrico en tu edificio lo primero que debes hacer es instalar un punto de recarga para tu garaje, ya sea comunitario o privado. Aunque la obra tenga un coste notable, con el tiempo se amortizará, sobre todo teniendo en cuenta lo que cuesta cargar un vehículo en algunas gasolineras.

El tipo de recarga que se hace en casa tiene estas características: 

  • El punto de carga se conecta directamente a una toma privada. 
  • Una carga completa normal suele tardar entre 8 y 12 horas. Por eso, lo más recomendable es aprovechar la noche o la jornada laboral para recargar la batería.
  • Es conveniente contratar un plan de electricidad más barato, de horario nocturno.

En vía pública

Por otro lado, en cuanto a los puntos de recarga disponibles en la vía pública, es previsible que cada vez se instalen más «electrolineras» con el objetivo de fomentar la movilidad eléctrica y evitar que la recarga sea una desventaja frente a los coches de combustibles habituales. La idea es contar con puntos de recarga en casi todas las esquinas de España y poder viajar con tu coche eléctrico por todo el país sin preocupaciones.

Sin embargo, por ahora este no es el caso y, de hecho, dependiendo de la ciudad en la que nos encontremos, puede ser bastante complicado encontrar un punto de recarga en la vía pública. Pese a que la autonomía de los vehículos eléctricos sigue aumentando, esta situación puede suponer un gran inconveniente. Todos estos puntos, incluso los que se encuentran en postes de carga de centros comerciales o parkings públicos, usan la recarga rápida y semi rápida, lo que se traduce en que dependiendo de su potencia los precios puedan variar ostensiblemente.

Las principales características de estos puntos de carga son:

  • No recargan el coche eléctrico al 100%.
  • Una recarga rápida tarda menos de media hora. 
  • La recarga semi rápida es la más habitual en parkings, supermercados o centros comerciales. Suelen tardar en torno a una hora. 

Si te animas a comprar un vehículo eléctrico o ya eres de los aventajados que cuenta con uno, la instalación de un punto de recarga en el parking comunitario o privado es una gran solución que te ahorrará tiempo y dinero con el paso del tiempo.

Calcula Tu Seguro de Coche