Inicio / MOTO / Moto con sidecar, ¿la puedo conducir?
MOTO
  • Moto con sidecar.

Moto con sidecar, ¿la puedo conducir?

25 de mayo de 2020

La moto con sidecar nació a finales del siglo XIX y durante las dos Guerras Mundiales fue un vehículo muy útil. Asimismo, en los años 50 vivió su época dorada llegando a formar parte de competiciones deportivas en Europa, Oceanía, Estados Unidos y Japón. Hoy en día se configura como un símbolo de la moda retro y todo un clásico que los coleccionistas no quieren dejar en el olvido. 

¿Qué es el sidecar?

A pesar de que en España las motos con sidecar son un clásico poco frecuente, existen determinados coleccionistas que no quieren dejar atrás esta joya del motor y la siguen conservando. No obstante, resulta complicado poder comprar este tipo de vehículo en concesionarios por la escasa oferta. Por ello, para verlas hay que acudir a exposiciones de motos clásicas y para adquirirlas lo más habitual es comprarlas en el mercado de segunda mano. Si te estás planteando hacerte con una moto con sidecar ten en cuenta sus características a la hora de contratar un seguro de moto.

Un sidecar es un asiento lateral apoyado en una rueda y adosado a una motocicleta. En definitiva, es un complemento instalado de forma general en el lado derecho de la moto, convirtiéndola en un vehículo de tres ruedas. La denominación «sidecar» viene del inglés, donde “side” significa “lado” y “car” vehículo; es decir, “al lado del vehículo”. 

En sus inicios, se configuraron como una alternativa a los altos precios de los automóviles, permitiendo a las familias desplazarse a un coste más asequible. Con el paso de los años, pasaron a ser una herramienta muy útil para los combates de las dos grandes guerras y, finalmente, se adentraron en el mundo de la competición deportiva

¿Qué tipo de carnet necesito para conducir una sidecar?

Una moto con sidecar se rige por la misma normativa que una moto sin él. A continuación, explicamos qué tipo de permiso se necesita para poder disfrutar de este clásico sin incurrir en el incumplimiento de la normativa vigente: 

  • Tras la modificación en 2009 del Reglamento General de Conductores, el permiso de conducir A1 permite conducir motos con sidecar siempre y cuando estas tengan una cilindrada máxima de 125 cc, una potencia máxima de 11 kW y una relación potencia/peso máxima de 0,1 kW/kg. Asimismo, se debe tener una edad mínima de 16 años
  • Por otro lado, el tipo A2 también permite conducir este tipo de motos, siempre y cuando se tengan 18 años y estas tengan una potencia máxima de 35 kW y una relación potencia/peso máxima de 0,2 kW/kg y, además, no sean derivadas de un vehículo con más del doble de su potencia. 
  • Si se permite conducir con los tipo A1 y A2, también se puede con el carnet de moto de tipo A, que permite conducir cualquier tipo de motocicleta, independientemente de su monitorización, siempre y cuando se tenga una edad mínima de 20 años
  • Por su parte, también se podrán conducir motos con sidecars en todo el territorio nacional si se dispone de una antigüedad de tres años con el carnet de tipo B, que equivale a una obtención del permiso de la clase A1.

Consejos y recomendaciones para conducir una moto con sidecar

Los sidecars son un tipo de moto muy original y especial y, por ello, existen determinadas recomendaciones que se deben seguir para disfrutar de una conducción segura. La conducción de una moto con sidecar es diferente a la conducción de una moto sin él, por lo que se recomienda practicar antes de empezar el viaje en circuitos cerrados o en lugares con poca afluencia de tráfico:

  • La primera cuestión que se debe tener en cuenta a la hora de viajar con este tipo de vehículo es que el sidecar debe tener un tamaño proporcional a la moto que lo transporta, para garantizar estabilidad y equilibrio en la conducción. 
  • El centro de gravedad tiende a desplazarse hacia el lado donde se encuentra el sidecar. Para corregir este hecho, es preciso realizar correcciones con el manillar hacia el lado contrario. 
  • En las curvas hacia la derecha, se debe acelerar ligeramente durante su trazado para conseguir desplazar el peso del sidecar hacia la parte de atrás. En cambio, en las curvas a la izquierda, hay que hacer lo contrario: frenar ligeramente durante el trazado para desplazar el centro de gravedad hacia delante. 
  • En presencia de viento lateral, es conveniente reducir la velocidad para asegurar la estabilidad del vehículo y, así, evitar posibles desplazamientos involuntarios. 

Normativa y recomendaciones sobre los pasajeros

Las motos con sidecar permiten que puedan viajar hasta tres personas en ella, de tal forma que es muy importante aumentar la precaución. Además, no es lo mismo viajar con el sidecar ocupado que vacío, ya que cuanto mayor peso tenga este, mayor será la estabilidad en la conducción. En este sentido: 

  • Si viaja el conductor con otro pasajero, este debe colocarse en el sidecar para repartir el peso equitativamente y equilibrar el centro de gravedad. 
  • Si junto al conductor viajan dos personas más, la de mayor peso debe colocarse en el sidecar y la de menor como “paquete”. 

Sea cual sea el número total de pasajeros, todos ellos deben llevar el casco homologado y, si se trata de niños, el Reglamento General de Circulación establece que el ocupante no puede ser menor de 12 años con una excepción: puede ser mayor de 7 años siempre y cuando los conductores sean los padres, tutores o personas mayores autorizadas por estos. 

4.7/5 - (3 votos)