Inicio / HOGAR / ¿Cubre el seguro de hogar la rotura de la mampara de la ducha?
HOGAR
  • ¿La rotura de la mampara de la ducha la cubre el seguro de hogar?

¿Cubre el seguro de hogar la rotura de la mampara de la ducha?

14 de septiembre de 2020

En alguna ocasión se nos ha roto una mesa o una ventana de nuestra casa, una encimera, la mampara de la ducha, un inodoro o un lavabo de porcelana. Son solo algunos de los incidentes más habituales en el hogar, y la probabilidad de que pase algo así aumenta cuando convives con niños en casa. 

En el supuesto de una rotura de la mampara de la ducha, debido a las molestias que puede causar por fugas de agua (y de la peligrosidad que suponen a veces este tipo de averías), es importante intentar solucionar el problema cuanto antes

Pero, ¿cuáles son las situaciones en las que el seguro de hogar cubre la rotura de algún cristal como la mampara de la ducha?

¿Cómo son las coberturas de un seguro de hogar relacionadas con la rotura de cristales?

Qué se suele cubrir

De forma general (aunque con algunas excepciones), los seguros de hogar suelen cubrir o garantizar el pago del coste de la reparación íntegra y/o sustitución de cristales, lunas, claraboyas, espejos, mamparas de duchas, vidrieras instaladas en ventanas y puertas que formen parte fija de la vivienda, el edificio o el mobiliario. 

También suelen estar incluidas en las pólizas de hogar las encimeras, repisas, muebles u otros accesorios hechos con metacrilato, mármol, granito, piedra u otros materiales análogos, como el silestone. 

En la cocina, el seguro de hogar incluye cobertura para las placas de cocina fabricadas con materiales cerámicos vitrificados o inducción magnética, entre otros. En el lavabo suelen estar cubiertos los lavabos, inodoros, bidés y bañeras. 

Estas coberturas incluyen tanto la mano de obra como el material, transporte y retirada del objeto accidentado o roto, además de los correspondientes impuestos de factura. 

Es decir, todo lo que forme parte de la casa que esté integrado o fijado en la propia vivienda entra dentro de las coberturas del seguro de hogar. Si tienes algún problema de este tipo no dudes en avisar de la incidencia a tu aseguradora para que se encargue de solucionarlo lo antes posible.

Qué no se suele cubrir

Entre las roturas o incidentes de las que tu aseguradora no suele hacerse responsable se encuentran los marcos de las ventanas, las molduras, las cristalerías y vajillas, bombillas o fluorescentes, pantallas de ordenador y televisión, lentes de gafas, microscopios o telescopios. Tampoco incluyen sus desperfectos, como arañazos o raspaduras.

Es decir, todos aquellos accesorios externos a la estructura de la casa que no son imprescindibles. Debemos tener cuidado y prever posibles accidentes, en especial con aquellos electrodomésticos más peligrosos de la vivienda.

Dependiendo de tu seguro, es posible que la compañía te solicite datos muy específicos sobre cómo se produjo el accidente, ya que algunas de ellas dejan fuera de su cobertura los daños producidos por ciertas circunstancias específicas.

Calcula tu Seguro de Hogar