Inicio / COCHE / Freno motor
COCHE
  • Freno motor

Freno motor

23 de febrero de 2022

Todos los conductores conocen el funcionamiento básico de un vehículo, sin embargo, un buen uso del coche va mucho más allá. Y es que, a veces, un conductor experto se diferencia por pequeños detalles que en el día de mañana permiten mejorar el control del vehículo y exprimir al máximo sus capacidades. Una de las técnicas que hay que saber aplicar es la del freno motor, una manera más optima de reducir la velocidad en diferentes circunstancias, reduciendo el uso del pedal de freno.

Lo mejor para conducir más tranquilo es contar con un seguro de coche adecuado, con las coberturas necesarias y adaptado a tus necesidades.

¿Qué es el freno motor?

Cuando hablamos del freno motor, nos referimos a una técnica en la que además del sistema de frenos, hacemos uso de otros elementos que forman parte del vehículo. De este modo, para reducir la velocidad del automóvil se usa la tracción, la transmisión y el propio motor. Así, las marchas del coche, mediante el régimen de giro, serán capaces de retener el vehículo con total eficacia.

Frenar con el motor es muy útil cuando el coche se encuentra en pendientes de bajada. La razón es que se consigue que los discos no se fatiguen y tampoco se calienten por un uso prolongado de los mismos. Con todo, hay que tener claro que este conjunto de técnicas están recomendadas en determinadas circunstancias, y no es válida para todas las frenadas.

Ventajas del freno motor

Cuando un conductor decide emplear la técnica del freno motor, aprovecha las siguientes ventajas sin tener que aplicar ningún tipo de esfuerzo:

  • Teniendo en cuenta que el vehículo va perdiendo velocidad con el uso adecuado de las marchas, durante el proceso no se pierde tracción. Esto añade seguridad y confort.
  • Por otro lado, un dato importante es que frenar con el motor consigue que el gasto de combustible sea mínimo. El motivo es que no se reinyecta parte del carburante por medio del pedal.
  • Es una fórmula muy adecuada cuando el vehículo se encuentra en pendiente de bajada, ya que el control es mayor, al evitar que el vehículo empuje hacia delante y luche contra el freno.
  • Se reduce de manera notable el desgaste del pedal y discos o pastillas de freno.

Como frenar con el motor

Cómo usar la técnica de freno motor

Para aplicar de manera correcta la técnica del freno motor es necesario seguir los siguientes pasos:

  • Lo primero que hay que hacer es tener claro que, cuando tenemos una marcha baja engranada, como puede ser segunda o tercera, y no estamos utilizando el pedal del acelerador, el vehículo poco a poco va a ir reduciendo su velocidad. La razón es que la presión que está provocando la caja de cambios es mayor que la velocidad que, en esa marcha, puede alcanzar el automóvil. Es más, el freno motor es aún mayor si la marcha que estamos usando es la primera.
  • Por otra parte, si la marcha y la velocidad con las que se está moviendo el coche son altas, como por ejemplo a 100 kilómetros/hora y en quinta, la velocidad en este caso es mayor que la presión que en ese momento ejerce la caja. En estas circunstancias, ¿cómo se consigue aplicar el freno a motor? Muy sencillo. Si pisamos de manera ligera el freno y reducimos a cuarta, bastará con dejar de usar el acelerador para empezar a notar que el coche poco a poco va perdiendo velocidad. Esta pérdida será aún mayor si en vez de usar cuarta, apostamos por la tercera marcha.

En definitiva, el freno motor depende de las revoluciones a las que esté funcionando el motor (cuanto más altas sean, más retendrá al vehículo, provocando que reduzca la velocidad de marcha). Por ello, se hace evidente que en el caso de pisar el embrague, el proceso anterior no habrá servido para nada (cuando se acciona el embrague, la caja de cambios deja deja de ejercer fricción, que es lo que permite que el vehículo pierda velocidad).

Aprender esta técnica requiere de práctica. Por ello, lo mejor es ir poco a poco hasta que domines el mecanismo y cómo utilizarlo. Y, por supuesto, si sientes que la situación lo requiere, no dudes nunca en utilizar el pedal de freno.

Calcula tu Seguro de Coche