Inicio / COCHE / Ford Kuga híbrido enchufable, una apuesta de futuro
COCHE
  • Ford Kuga Híbrido Enchufable.

Ford Kuga híbrido enchufable, una apuesta de futuro

14 de enero de 2021

Es la punta de lanza de una estrategia de electrificación de Ford que recoge también otras tecnologías como los híbridos autorrecargables o los “mild hybrid”. Esta versión híbrida enchufable de su SUV de tamaño medio, fabricada en España, se convierte en referente por eficiencia, espacio adaptable o dinamismo.

Sistema de propulsión muy técnico y con varios modos de gestión

El Ford Kuga Plug-in Hybrid utiliza dos fuentes de energía para llegar al destino, sin importar donde esté, libres de preocupaciones por la autonomía y contando con una potencia combinada de 225 CV.

Por un lado, esta versión con etiqueta cero de la DGT dispone de un motor eléctrico de 132 CV con el que puede realizar los recorridos diarios sin emisiones en tanto que su batería de iones de litio de 14,4 kW/h aporta una autonomía homologada de 56 km con la norma WLTP, pudiendo ésta recargarse en cualquier enchufe de la red eléctrica. Dadas sus características, lo más adecuado para el Kuga Plug-in Hybrid es contar con un seguro para coches híbridos, con coberturas adaptadas.

Cuenta además con un motor de combustión de la familia Duratec, un 2.5 de gasolina de ciclo Atkinson de 152 CV, con el que puede llegar allí donde desee e, incluso, capacitado para cargar la batería mientras se va conduciendo, de modo que se dispone así de mayor autonomía eléctrica cuando se le desee dar uso. Incluso sin necesidad de que el conductor elija esa circunstancia, la batería se recargará siempre que el Kuga esté en movimiento y no se esté acelerando gracias a la recuperación de la frenada regenerativa: una fórmula más para prolongar la autonomía con cero emisiones.

Interior del Ford Kuga Híbrido.

Fuente: revista Motor Mundial.

Además de esta estrategia para el modo eléctrico, el Plug-in Hybrid del Ford Kuga, el conductor puede escoger entre distintos modos de uso. Por ejemplo, el modo EV Later, en el que el sistema funciona con el apoyo del motor de gasolina para mantener el nivel de carga actual de la batería sin que este descienda. O el EV Now, en el que se determina que el Kuga, que así puede alcanzar hasta los 135 km/h si fuera preciso, empiece a funcionar sólo con electricidad: un modo idóneo para la ciudad, escenario en el que puede conseguir una autonomía de 68 km (WLTP).

Y, por supuesto, el EV Auto, en el que es la electrónica del coche la que elige que fuente de energía usar, electricidad o gasolina: lo hará basando su decisión en el estado de carga de la batería y la demanda de aceleración, pudiendo así activar el modo puramente eléctrico de modo automático o el apoyo del motor 2.5, con una transición imperceptible entre ambos. En esta situación, los consumos son muy ajustados en tanto que la batería, siempre con energía, aporta electricidad para conseguir una conducción muy eficiente.

El nuevo híbrido enchufable de Ford consigue así convertirse en una referencia en el segmento de los SUV, contribuyendo a mejorar la eficiencia de combustible de la gama Kuga un 31 por ciento respecto a sus antecesores. En este sentido, cabe destacar que esta versión Plug-In homologa un consumo de 1,4 l/100 km, un gasto que equivale a 32 g/km de emisión de CO2. Muy por debajo del de su hermano, el Kuga PHEV ST-Line X, que se situa en los 6,1 l/100 km.

5 modos de conducción disponibles

Las estrategias de funcionamiento del sistema híbrido del Kuga se combinan con cinco modos de conducción que permiten adaptar el funcionamiento de este SUV según el tipo de terreno por el que se circule o el estilo deseado.

Espacio del Ford Kuga Híbrido.

Fuente: revista Motor Mundial.

En Eco, por ejemplo, se inhibe la carga de la batería para ajustar al máximo el consumo de carburante del motor; mientras que en Sport, que predispone otros elementos como la dirección o el cambio para la máxima eficacia, se elimina la posibilidad de que se active el modo EV Now (el que exclusivamente utiliza electricidad) en tanto que prioriza la respuesta más contundente al acelerador, incluso con ambos motores activos.

Por otro lado, se dispone también de los modos Normal, en el que todas las maniobras del sistema híbrido son seleccionables, o los específicos para que el Kuga pueda circular en condiciones de firme poco adherente, como el que lo predispone para circular con las máximas garantías de progresión en nieve y barro (esto es, sobre suelos desiguales y con mayor profundidad); o sobre superficies deslizantes, como hielo o gravilla.

Desde la pantalla del salpicadero o con el Ford Pass Connect, que permite interactuar con el Kuga desde un teléfono móvil, es posible controlar diferentes situaciones específicas de esta versión como es el caso de la localización de los puntos de carga utilizados más recientemente, conocer el status de su batería o su autonomía, determinar el ciclo de carga y el tiempo restante para completar la operación.

Ford Kuga Híbrido enchufable.

Fuente: revista Motor Mundial.

También cargar la batería utilizando las horas en las que la electricidad es más económica en función de a qué hora queda determinada la salida o acondicionar el habitáculo para que, en el momento de iniciar el trayecto, el confort térmico sea el elegido por su conductor. Así mismo, es posible localizar el vehículo, cargar direcciones para la navegación, conocer detalles sobre las estaciones de carga, obtener datos de consumo, distancia, etc.

Los procesos de carga de la batería se realizan con corriente alterna, pudiendo conseguir el llenado total de la misma en 5 horas y 40 minutos, con una potencia máxima de 3,6 kW. Esto autoriza a recibir energía de prácticamente cualquier enchufe doméstico: el propietario de un Kuga Plug-in Hybrid no necesita invertir en un wallbox.

La plataforma C2 de Ford utilizada para este SUV fue desarrollada desde cero contemplando la hibridación enchufable, lo que permite disponer al Kuga de un espacio habitable semejante al de otras versiones e, incluso, funcionalidades como la posibilidad de desplazar 15 cm la banqueta trasera. Según su posición, el maletero puede variar de capacidad entre los 411 y los 581 litros.

El Ford Kuga Plug-in Hybrid está disponible con cuatro niveles de acabado: Titanium, ST-Line, ST-Line X y Vignale, y con precios que parten de 38.900€ a los que hay que descontar las diversas promociones y descuentos que Ford pone a disposición.

Calcula el Seguro para tu Ford Kuga Híbrido