Inicio / COCHE / La distancia de seguridad en un túnel y otras medidas de seguridad que tiendes a olvidar
COCHE
  • La distancia de seguridad en un tunel.

La distancia de seguridad en un túnel y otras medidas de seguridad que tiendes a olvidar

4 de agosto de 2020

Dentro de nuestro vehículo queremos sentirnos protegidos y saber que nuestros seres queridos viajan a nuestro lado completamente a salvo. Para que esto sea siempre una garantía debes conocer algunas medidas de seguridad en tramos de vías con poco espacio para circular o poca visibilidad, como la de mantener la distancia de seguridad en un túnel.

Estas medidas son muy fáciles de llevar a cabo y pueden serte muy útiles en caso de encontrarte en tramos de carretera de cierta dificultad.

La distancia de seguridad en túneles

Aunque a día de hoy nos parezca impensable, hasta principios de los 2.000 la legislación sobre la circulación en el interior de los túneles era bastante pobre. Se limitaba a recoger que los motores debían de ser apagados en caso de retención en el interior de un túnel por el peligro de los gases emitidos por los tubos de escape en un espacio de ventilación limitada. En 2003 la normativa se actualizó con la intención de aumentar la seguridad, y se estableció que la distancia mínima entre turismos dentro de un túnel ha de ser siempre superior a 100 metros, y a 150 metros en caso de los camiones.

Además de especificar las distancias de seguridad, también se prohibieron los adelantamientos dentro de un túnel si este cuenta con un solo carril para cada sentido, ya que el espacio es muy reducido y es complicado encontrar una vía de escape en caso de encontrarse dos coches de frente.

Tramos de concentración de accidentes

Se trata de tramos en los que se han sucedido tres o más accidentes con al menos una víctima en cada uno de ellos durante un año. Su longitud no supera los 3 km, por lo que se trata de un tramo reducido en el que es fundamental circular con mucha atención tanto a nuestra manera de conducir, respetando todas las normas de circulación, como a los vehículos que circulan en las proximidades, anticipando maniobras si fuera necesario. Estos tramos son especialmente peligrosos cuando se encuentran en zonas de escasa visibilidad, ya sea por las condiciones climatológicas, por la hora del día en la que realicemos nuestro trayecto o por encontrarnos dentro de un túnel. Es primordial además, en este último caso, mantener la distancia de seguridad dentro del túnel, sin delegar esta labor al control de crucero.

Márgenes de las vías

Por desgracia, los siniestros por salida de vía han sido frecuentes durante los últimos años. Esto se debe a que los márgenes de las carreteras a menudo presentan obstáculos y peligros que, en caso de salida de la calzada, pueden agravar las consecuencias del accidente. Por ello, debemos extremar la precaución cuando se presente algún obstáculo en nuestro trayecto, como puede ser un árbol caído, desprendimientos de rocas o pavimentos deslizantes como capas de hielo o zonas encharcadas. De esta manera evitaremos maniobrar de manera brusca y correr el peligro de salirnos de los márgenes de las vías. 

Túneles y tramos con poca iluminación

Si bien es cierto que la mayor cantidad de siniestros tienen lugar durante las horas con más luz del día, este hecho solo nos indica el rango horario en el que tienen lugar la mayor cantidad de desplazamientos. Los tramos poco iluminados durante la noche o los túneles pueden agravar la aparatosidad de los accidentes de tráfico, pues muchas veces no tenemos en cuenta los vehículos que circulan en nuestras proximidades y focalizamos la atención en las señalizaciones y en encontrar la salida adecuada. 

Además de prestar atención a estas indicaciones, no podemos perder de vista la trayectoria de los vehículos que circulan a nuestro alrededor, pues muchas veces se producen frenazos bruscos que pueden provocar accidentes en cadena muy aparatosos. Para evitarlo, debemos siempre mantener la distancia de seguridad en un túnel y señalizar adecuadamente nuestra posición mediante señales luminosas, ya sea a través de los intermitentes cuando vayamos a cambiar nuestra trayectoria o mediante los warning en el caso de haber sufrido una avería o colisión y nos veamos obligados a colocarnos en el arcén de la vía.

Contrata un seguro de coche

Además de tomar todas estas medidas básicas de seguridad vial, en caso de accidente debemos también encontrarnos a salvo y tener la seguridad de que podremos hacer frente a las consecuencias de estos contratiempos. Contratar un seguro de coche, además de ser obligatorio y protegernos de fuertes sanciones económicas en caso de no tenerlo, es el primer paso para empezar a conducir con más seguridad ante cualquier eventualidad o incidente y protegerte con todas las coberturas a ti y a los tuyos.

Calcula Tu Seguro de Coche