//Los coches inteligentes han llegado para quedarse, ¿cómo funcionan?
COCHE
  • coches inteligentes

Los coches inteligentes han llegado para quedarse, ¿cómo funcionan?

18 de junio de 2018

La tecnología avanza de forma muy rápida en todos los sectores y el sector automovilístico no se queda atrás. Podemos encontrar enormes avances tanto en materia de ayudas al conductor como de seguridad.

¿Qué son los coches inteligentes?

Un coche inteligente es capaz de cambiar la forma en que interactúas con tu entorno. Es decir, un coche inteligente hace referencia a varios parámetros:

– Gestión del vehículo: realiza diagnósticos de funcionamiento y eficacia del vehículo. Algo que lleva ya algún tiempo entre nosotros y es casi imperceptible.

– Apoyo al conductor con aplicaciones: hay varias aplicaciones de navegación y otras que permiten interactuar con el vehículo de forma remota. Son muy parecidas a las de un smartphone.

– Aplicaciones de actuación sobre el vehículo: en el futuro serán las más importantes porque parece que hay una cierta tendencia a eliminar la conducción manual.

La conducción automatizada puede ofrecer una reacción más rápida y previsible. Se podrían llegar incluso a controlar los atascos o regular los aparcamientos.

¿Cómo funcionan los coches inteligentes?

La inteligencia artificial y la robótica instalada en los vehículos, reducen al mínimo las posibilidades de que se produzcan errores. Disminuyen las probabilidades de accidentes y aumentan la seguridad del peatón.

Aquellos vehículos de categoría autónoma, se alimentan por la información de los sensores, mapas y cálculos inteligentes, fundamentados en una serie de algoritmos que son cada vez más precisos.

Algunas de las tecnologías que se pueden apreciar en algunos vehículos son:

Parabrisas inteligentes

En estos parabrisas está disponible toda la información que precisa el conductor. El consumo, las señales, la velocidad o la información del navegador superpuesta en el parabrisas frontal.

Visibilidad

Carrocería transparente

Esta innovación pretende mejorar la visibilidad. Con un sistema de cámaras, el conductor podrá ver todos los ángulos, incluidos el capó o los montantes.

Cámara de visión nocturna

Esta tecnología también va encaminada a mejorar la visibilidad. Funciona mediante un sistema de infrarrojos y es capaz de distinguir si lo que tiene delante es un animal, un ciclista, un obstáculo inanimado o un peatón.

Iluminación

Se incorpora una luz única en los vehículos que, al cruzarse con un coche, reduce el haz luminoso para no interferir en otros conductores.

Estas son solo algunas de las innovaciones que se pueden encontrar en un coche autónomo.

Consecuencias: Mejora en la seguridad vial

Los coches con alta tecnología están controlados por ordenadores de a bordo con radares, sensores y diferentes tipos de sistemas que permiten navegar sin la acción humana. Como has podido comprobar, la seguridad vial es una de las mayores preocupaciones en estos coches inteligentes y la tecnología es un complemento para mejorar y evitar peligros potenciales.

La tecnología pretende mejorar la conducción, asistir a los viajeros, reducir el impacto en caso de un accidente o realizar una llamada de emergencia precisando la localización del coche.

Todos estos avances favorecen el desarrollo de los coches inteligentes, aunque pese a esta denominación, debemos contar con un seguro de automóvil que nos permita estar tranquilos en los viajes.

Los coches inteligentes han llegado para quedarse, ¿cómo funcionan?
4 ( 26 votos )