Inicio / COCHE / Cómo desempañar los cristales del coche de forma rápida y eficaz
COCHE
  • Cómo desempañar el cristal de un coche.

Cómo desempañar los cristales del coche de forma rápida y eficaz

30 de agosto de 2021

Los cristales suelen acumular la condensación y, por tanto, es frecuente que se empañen en zonas muy húmedas o durante los días fríos debido al contraste de temperatura entre el interior y el exterior del vehículo.

La seguridad en la carretera es siempre una prioridad. Saber cómo desempañar los cristales del coche de manera eficaz puede ser muy útil para no perder visibilidad y evitar que genere incomodidad o aumente el riesgo de accidente.

Si te ocurre en carretera, mantén la calma y sigue alguno de los consejos que vamos a ver a continuación. No obstante, si la visibilidad no es suficiente, trata de buscar el punto más seguro para detenerte.

Recuerda que para conducir con total seguridad y evitar problemas, lo mejor es contar con el seguro de coche adecuado, adaptando las coberturas a tus necesidades. Y es que prevenir siempre es mejor que tener que buscar soluciones a posteriori.

¿Por qué se empañan los cristales del coche?

En los ambientes fríos se suelen empañar más los cristales. Esto ocurre principalmente porque el vapor de agua presente en el ambiente, tanto en el exterior como el que expulsamos cuando respiramos, se condensa justo en el momento de entrar en contacto con la superficie más fría que encuentre, que en este caso son los cristales del coche.

El vapor de agua, al condensarse, se convierte en pequeñas gotas que se acumulan en los cristales y dificultan la visión.

¿Cómo desempañar los cristales del coche?

Cuando se producen estas gotículas en los cristales, que impiden una buena visión, la acción más rápida (e impulsiva) para intentar recuperar la visibilidad suele ser coger un trapo y limpiar el cristal. Sin embargo, esta no es la mejor solución, ya que la humedad sigue en el ambiente y hará que de forma casi inmediata se vuelvan a empañar todas las superficies de vidrio.

Algunas de las acciones más efectivas para disminuir los efectos de este problema son:

  • Encender la calefacción del coche y dirigirla hacia el parabrisas, de manera que elimine rápidamente la humedad del cristal. El aire acondicionado no es recomendable, porque el ambiente de por sí está frío y tardará en secar las gotas del vidrio.
  • Si tienes un coche con climatizador automático, es muy probable que cuente con un sistema que te permitirá desempañar los cristales.
  • Si no tienes ni aire acondicionado ni climatizador, la solución es que enciendas el aire caliente hacia la parte de arriba del coche. Ante la eventual necesidad de disminuir el calor dentro del vehículo, lo mejor es que desactives la opción de recircular el aire.
  • Otra opción es que abras un poco las ventanas, aunque no lo suficiente como para que entre agua si está lloviendo. Esto permitirá que la temperatura se regule en el interior del coche y haya un equilibrio tanto fuera como dentro.

¿Qué hacer para que no se empañen los cristales del coche?

El exceso de humedad o vaho puede ser peligroso cuando vas al volante porque dificulta la visión. En caso de que se hayan acumulado esas gotas de agua en el parabrisas, y después de haber intentado solucionarlo, también puedes tomar acciones preventivas que eviten a futuro que se adhiera la humedad en el cristal.

  • Un truco que puedes aplicar es limpiar los cristales con un trapo que tenga agua y vinagre, en igual proporción. Esta mezcla evitará que se empañe el cristal, debido a que repele la humedad y evita que se adhiera facilmente.
  • El alcohol, como sustancia desecante, es ideal para eliminar la humedad de cualquier superficie. Pasa un trapo con alcohol en la parte interna del vidrio cada vez que vayas a utilizar el vehículo en condiciones propicias para la condensación.
  • Otra opción casera que facilitará que los vidrios se desempañen es cortar una patata por la mitad y pasarla por toda la luna o el parabrisas. La patata contiene almidón y aplicarla como capa de protección ayuda a que la humedad no se pegue a los cristales con la misma facilidad. Ten cuidado de que no deje restos o manchas, ya que pueden influir en la visibilidad.

Si vives en zonas muy frías en los meses de invierno, conocer estos trucos es tan importante como saber colocar las cadenas para los días de nieve.

No olvides que el cristal se empaña por el cambio de temperatura que hay entre el interior y el exterior del coche, lo que hace que el vapor de agua se condense y se empiece a adherir al cristal. Como consecuencia de ello, el cristal se vuelve opaco y la visión se dificulta.

Para estar totalmente seguros, es necesario que mantengas limpias las ventanillas y el parabrisas, además de aplicar estos consejos, para evitar que la humedad se acumule y puedas conducir con mayor comodidad.

Calcula tu Seguro de Coche