Inicio / MOTO / Frenada combinada: cuándo y cómo utilizarla
MOTO
  • La frenada combinada.

Frenada combinada: cuándo y cómo utilizarla

28 de abril de 2020

Ya hemos señalado en numerosas ocasiones que la moto es el vehículo de motor más peligroso en la carretera, puesto que cuenta con muy pocos sistemas de protección para el conductor. No obstante, la industria no cesa en buscar la forma de garantizar la seguridad de los motoristas y cada vez aparecen más sistemas que lo propician. En este post te descubrimos qué es la frenada combinada y cómo ayuda en la conducción.¡No te lo pierdas!

¿Qué es la frenada combinada?

Se trata de un sistema de seguridad activa para las motos, obligatorio desde la entrada en vigor del Euro 4, que exige un sistema de frenado seguro para las motocicletas. También se denomina CBS o sistema de frenada combinada y consiste en frenar ambas ruedas a la vez cuando se acciona un solo freno. Es decir, se reparte la frenada entre la rueda delantera y la trasera evitando bloqueos y deslizamientos que pueden derivar en accidentes. 

Para entender mejor cómo funciona este tipo de frenada es importante conocer el mecanismo para detener una moto. En las motos sin cambios, la maneta derecha controla el freno delantero y la izquierda, el trasero. En aquellas que sí tienen cambio, la maneta izquierda se utiliza como embrague y el freno trasero pasa a estar situado en el pie derecho, y la maneta derecha sigue controlando el freno delantero.

En este sentido, el sistema de frenos tradicional permite frenar de forma independiente una u otra rueda en función de las necesidades de la conducción. No obstante, si no se tiene experiencia o si se hace mal el juego de manetas, puede llegar a producirse un bloqueo en las ruedas con el peligro que eso conlleva. 

El problema principal reside en que al frenar sin CBS se traslada todo el peso a la rueda delantera, quedando la trasera con muy poco apoyo, lo que propicia su bloqueo. Si se frena sin tocar el freno delantero y se usa solo el trasero, la moto tardaría más en frenar, aumentando el riesgo de colisión. Como solución, se implantaron estos sistemas que trasladan la frenada a la otra rueda cuando solo se acciona un freno, aportando un mayor equilibrio. 

Una forma de viajar tranquilo es contratar un seguro de moto con las coberturas específicas y adaptadas a nuestras necesidades, para preocuparnos únicamente de disfrutar.

¿Cómo funciona?

La frenada combinada consiste en que aunque se ejerza presión sobre una sola rueda, el sistema distribuya esa presión también a la otra, aunque en menor intensidad. Se utiliza para evitar la transferencia de peso sobre la rueda delantera, puesto que la trasera podría quedar con poco apoyo y bloquearse. Tradicionalmente era el motorista quien tenía que controlar la intensidad y el reparto de la frenada, pero ahora lo hace de forma automática el CBS. 

En frenadas de emergencia se suele utilizar el freno trasero dejando sin accionar el delantero por miedo a bloquear la rueda y caer hacia delante. Esta situación provoca que la distancia de frenado sea mayor y, por lo tanto, el bloqueo de la rueda trasera sea más probable. Lo idóneo sería que el conductor supiese controlar la intensidad y el reparto de la frenada entre las dos ruedas, pero esto a veces no es posible por falta de experiencia o por determinados condicionantes. 

Como solución, se creó el sistema de frenado combinado que permite repartir la presión del frenado en ambas ruedas, obteniendo un equilibrio y una eficacia mayor en la frenada. Por lo general, este sistema propicia que la presión que recae sobre el freno trasero (maneta izquierda o pie derecho) accione también el delantero (maneta derecha), repartiendo la frenada entre el disco delantero y trasero. 

No obstante, también se encuentran sistemas que hacen esta repartición de frenado cuando se acciona la maneta derecha, favoreciendo que en cualquier tipo de frenada y situación la moto frene de manera controlada y equilibrada, garantizando la máxima seguridad al conductor y al resto de los vehículos. 

A nivel técnico, solo habría que unir el cable del freno trasero con el delantero mediante el circuito hidráulico. Este sistema requiere la instalación de otro pistón en el disco delantero que funcionará cuando se accione la maneta izquierda. Otra forma de conseguir este sistema de frenado es conectar con un cable ambas manetas, de tal forma que al tirar de una, también se ejerza presión sobre la otra y ambos frenos se accionen. 

La intención es que al tirar de la maneta, la rueda posterior derrape lo menos posible y la delantera ayude a detener la moto sin posibilidad de que se bloquee y reduciendo la distancia de frenado. Asimismo, este sistema es muy eficaz a la hora de tomar curvas, ya que permite frenar de forma segura incluso con el manillar girado. 

4/5 - (3 votos)