Inicio / COCHE / Los coches del segmento C, características y modelos en el mercado
COCHE
  • Coches del Segmento C.

Los coches del segmento C, características y modelos en el mercado

5 de mayo de 2020

Para nadie es un secreto que el sector del automóvil se divide en segmentos en función de las medidas de los vehículos, la potencia y las características técnicas de los mismos. No obstante, en ocasiones esta clasificación puede dar lugar a confusiones por la gran variedad de modelos y carrocerías que acogen. En este post te queremos contar cuáles son los coches del segmento C y en qué se diferencian del resto. ¡No te lo pierdas!

Los coches del segmento C son los conocidos en el mercado como coches compactos. Estos tipos de vehículos han sido creados para recorrer autopistas, autovías y carreteras ya la vez aportar mayor comodidad y seguridad en los viajes largos. No obstante, debido a que su tamaño no es excesivo, también son aptos para circular, maniobrar y aparcar en las ciudades sin ningún problema.

Características de los vehículos del segmento C

Dentro del mercado del automóvil, los coches del segmento C tienen un importante peso en el número de matriculaciones por su gran versatilidad, practicidad y diseño. Dentro de esta clasificación podemos encontrar subsegmentos en función de los tipos de carrocería. Por ejemplo, un automóvil turismo del segmento C se conoce como un “compacto grande”; a un monovolumen como “monovolumen mediano”; y a un todoterreno como “todoterreno compacto”.

A continuación te mostramos las características principales de esta tipología de vehículos para facilitar su identificación:

Cuentan con cinco plazas. Por lo general, entran perfectamente cinco adultos, aunque el espacio puede resultar algo ajustado. En algunos casos como los monovolúmenes puede haber siete plazas, aumentando su capacidad para dos pasajeros más, por lo general niños.

Se caracterizan por contar con una buena calidad en los materiales, lo que permite realizar viajes largos con todas las garantías de comodidad y seguridad. Además, tienen maleteros con capacidad de entre 350 y 470 litros perfectos para maletas de mediano tamaño.

Las dimensiones de estos vehículos superan a los del segmento B. En carrocería hatchback o monovolumen de cinco puertas suelen medir en torno a 4,30 metros; mientras que en carrocerías de tipo sedán, familiar, todoterreno o monovolumen de siete plazas pueden alcanzar los 4,50 metros.

Asimismo, el motor es más potente que en la tipología de los utilitarios. En este caso cuentan con motores de cuatro cilindros de entre 1,4 y 2 litros de cilindrada y con una potencia de entre los 90 CV y los 140 CV. Los modelos deportivos pueden alcanzar los 320 CV de potencia y los 3,2 litros de cilindrada.

Pueden ser diesel, gasolina, híbridos o eléctricos. El diésel el que mayor número de ventas acoge, pero la gasolina está ganado terreno porque los coches suelen tener una línea deportiva muy atractiva para el público joven y el diésel se ha resentido por la estigmatización de sus niveles de contaminación. Asimismo, los híbridos y eléctricos cada vez tienen más peso a medida que aumenta la conciencia medioambiental.

Los modelos más comunes en el mercado

Gracias a las características que hemos visto anteriormente, todas las marcas de automóviles no dudan en contar con vehículos del segmento C en su portfolio. Desde las marcas más exclusivas hasta las más asequibles reconocen el filón de ventas de los compactos y, por eso, se pueden ver por la calle numerosos coches de este estilo, con diferentes colores y diseños, pero con características técnicas en común.

Si buscamos un vehículo con estas características, en el mercado conviven cientos de modelos dentro de esta clasificación y seguro que alguno se adapta a tus necesidades. Entre ellos destacan, entre otros:

Volkswagen Golf
Citroën C4
Hyundai I30
Opel Astra
Peugeot 308
Nissan Qashqai
Renault Scenic
Seat León
Alfa Romeo Giulietta
Audi A3
BMW Serie 3
Mazda 3
Mercedes Clase A
Renault Mégane
Toyota Auris.

A la hora de elegir un vehículo del segmento C, ten en cuenta que el seguro de coche se calcula dependiendo de sus características, y ten en cuenta las variables de espacio y/o el presupuesto de cara a la futura compra.