//La autonomía de los coches eléctricos aumenta cada año
COCHE
  • autonomia coche electrico

La autonomía de los coches eléctricos aumenta cada año

27 de febrero de 2019

El mayor reto de los coches eléctricos ha sido siempre su grado de autonomía, puesto que deben conseguir que un vehículo que funciona con “una pila” aguante grandes distancias para poder realizar un viaje sin interrupciones. Además, por ahora no existen electrolineras con la misma frecuencia, en distancia, que las gasolineras convencionales.

Mientras que un coche de combustión tiene una autonomía media de aproximadamente 1.000 kilómetros con el depósito lleno, hasta hace poco un coche eléctrico tenía una media de unos 120 kilómetros de autonomía con una carga. Eran medidas de autonomía incomparables, lo que ha limitado el uso de coches eléctricos a distancias cortas o para su uso en ciudad.

Hay un segundo problema añadido. Nos referimos  a los puntos de carga de los coches eléctricos, los cuales aún no son tan frecuente en nuestro país. Por tanto, a la hora de realizar un viaje con un coche eléctrico hay que tener muy en cuenta las distancias y las estaciones de carga disponibles.

Descubre en este artículo cómo se cargan los coches eléctricos

¿Cuál es el origen de los vehículos eléctricos?

Los primeros coches eléctricos surgieron en torno a 1830 en diferentes países, sin embargo, las limitaciones tecnológicas de aquella época hicieron que no llegasen a buen fin.

Más adelante, en los años 40, surgieron nuevamente coches eléctricos que llegaron a comercializarse entre la clase alta de la sociedad. Eran vehículos que no alcanzaban más de 35 km/h y contaban con una autonomía de aproximadamente 80 kilómetros, por lo que se usaban en el casco urbano y para transportar ciertas mercancías de guerra a distancias cortas debido a la ausencia de combustible.

Por tanto, el origen de estos coches no está en nuestro siglo, sino que procede de bastantes años atrás, pero debido a las limitaciones tecnológicas no llegaron a tener éxito.

Mejora de la autonomía de los coches eléctricos

Para aumentar la autonomía de los coches eléctricos, los creadores tienen que centrar todas sus mejoras en las baterías. Estas deben ser ligeras, con ciclos de carga cortos y su duración debe ser prolongada durante la circulación, además de ser duraderas en el tiempo.

A pesar de que aún sigue existiendo una gran diferencia de autonomía entre los coches de gasolina o diésel y los coches eléctricos, sobre todo en los de gamas más bajas, en los últimos 7 años se ha incrementado en cifras espectaculares la autonomía de estos vehículos hasta el punto de que ya pueden llegar a compararse con los coches tradicionales.

Si un coche eléctrico de gama media contaba hasta hace poco con autonomía de unos 110 kilómetros, esta ha logrado incrementarse a los 200 kilómetros de autonomía sin necesidad de carga.

Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, y que la media diaria de kilómetros a recorrer son unos 30, los coches eléctricos solo requieren de una carga por semana aproximadamente. El coste de esta carga no será superior a los 5€, sacando como conclusión que el aumento de autonomía también posibilita un ahorro importante.

Por otro lado, los vehículos eléctricos de gama alta, que ya contaban con una autonomía mayor (rondando los 170 kilómetros), han logrado en algunos modelos incrementar su autonomía hasta los casi 600 kilómetros, los cuales ya pueden ser comparados con coches de combustión de gama media-baja.

¿Cuáles son los coches eléctricos con mayor autonomía?

Las principales marcas que actualmente han logrado alcanzar una gran autonomía en sus vehículos 100% eléctricos son:

  • Audi, que destaca con su coche SUV e-tron. Un vehículo 100% eléctrico que cuenta con una autonomía de entre 400-500 kilómetros.
  • BMW, con su modelo i3 2018. Un coche de tamaño mediano con 170 CV y una autonomía de hasta 250 kilómetros.
  • Opel, con el modelo Ampera-e. Tiene una autonomía media de 400 kilómetros.
  • Renault ZOE, un modelo con una autonomía de 300 kilómetros y 90 CV.

Los coches eléctricos siguen evolucionando y dentro de no mucho conseguirán tener la misma capacidad de autonomía que un coche de combustión.

Si bien su precio sigue estando por encima del de los vehículos tradicionales, existen numerosas ayudas y descuentos con la intención de que sean cada vez más habituales. Y es que existen numerosos beneficios que podrían mejorar el medioambiente y nuestro bolsillo, ya que los coches eléctricos son 100% reciclables y no emiten gases contaminantes durante su circulación. De hecho, la única parte contaminante que poseen estos vehículos es la creación de sus baterías, las cuales también son reciclables.

En cuanto al ahorro monetario, mantener un coche eléctrico supone un gasto medio de 20-30 euros al mes para la carga de batería, lo cual comparado con un coche de combustión equivaldría a medio depósito de gasolina de un solo repostaje.

Por ello es tan importante que los fabricantes sigan buscando la forma de mejorar la autonomía de los coches eléctricos, ya que su adopción definitiva juega a favor de todos.

El coche del futuro no está tan lejos. Ya se ha conseguido aumentar la autonomía de los vehículos eléctricos entre un 56% y un 250% en menos de 7 años. No está mal, ¿verdad?

La autonomía de los coches eléctricos aumenta cada año
4.5 ( 2 votos )